“Recémosle hoy, que nos dé a todos nosotros, especialmente a los pastores de la Iglesia pero también a todos, la gracia de la oración, la gracia de la cercanía y la gracia de la justicia-misericordia, misericordia -justicia”.

Papa Francisco

Todos tenemos inclinación a temer y dudar de la compañía de Jesús. Especialmente, cuando debemos de enfrentar “tormentas” que suelen llenarnos  de ansiedad y miedo; algunas del exterior, y otras, del interior. Es precisamente en estas circunstancias que  nos dirigimos a Jesús para que obre en favor nuestro.