Ora tú también por los sacerdotes. Todos debemos orar por la santidad de los sacerdotes. La oración lo alcanza todo.