LENGUA DE FUEGO: 1. La lengua mentirosa

“Ojos altaneros, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, (Proverbios 6, 17)

Los labios sinceros permanecen por siempre, la lengua mentirosa dura un instante. (Proverbios 12, 19)

El justo odia la palabra mentirosa, pero el malo infama y deshonra. (Proverbios 13, 5)

La lengua mentirosa odia a sus víctimas, la boca melosa labra la ruina. (Proverbios 26, 28) Guardaos, pues, de murmuraciones inútiles, preservad vuestra lengua de la maledicencia; que la palabra más secreta no se pronuncia en vano, y la boca mentirosa da muerte al alma. (Sabiduría 1, 11)

de la hondura de las entrañas del seol, de la lengua impura, de la palabra mentirosa, (Eclesiástico 51, 5)

Y me dijo Yahveh: «Mentira profetizan esos profetas en mi nombre. Yo no les he enviado ni dado instrucciones, ni les he hablado. Visión mentirosa, augurio fútil y delirio de sus corazones os dan por profecía. (Jeremías 14, 14)

Y en cuanto a vosotros, la unción que de El habéis recibido permanece en vosotros y no necesitáis que nadie os enseñe. Pero como su unción os enseña acerca de todas las cosas – y es verdadera y no mentirosa – según os enseñó, permaneced el él. (I Juan 2, 27)”