Menú Inicio

Señor… Dame un corazón Puro

Dios mío, aunque me duela, quita de mi interior todas aquellas malas inclinaciones, falsas pasiones, deseos mundanos que quieren separarme de tu amor, aleja de mí todo lo que entorpece mi unión y relación contigo. Saca de mi corazón todo lo que no proviene de Ti, porque quiero ser grato a tus ojos.