Categoría: Sin categoría

VICTORIA, TÚ REINARÁS, ¡OH CRUZ! TÚ NOS SALVARÁS.

“Por lo tanto, no nos avergoncemos por la Cruz de Cristo. La sellas sobre tu frente sabiendo que los demonios puedan contemplar el signo real y espantarse temblando, bien lejos. Haz entonces este signo como cuando comes o bebes; sentado, o acostado; en cuanto te…

EN ESTE MOMENTO HISTÓRICO DE LA HUMANIDAD, SEÑOR, DAME LA FE DE MARÍA. ENTREVISTA AL PAPA.

  Durante la pasión y la muerte de Jesús, la Virgen sufrió tanto como puede humanamente sufrirse, pero conservando intacta su fe, su esperanza, su confianza total en el Padre. Pidamos hoy la FE de María.

MEDITACIÓN DEL PAPA FRANCISCO EN LA BENDICIÓN EXTRAORDINARIA URBI ET ORBI. 27 de marzo, 2020.

Mc. 4, 35″Al atardecer de aquel mismo día, Jesús dijo a sus discípulos: «Crucemos a la otra orilla del lago.» 36.Despidieron a la gente y lo llevaron en la barca en que estaba. También lo acompañaban otras barcas. 37.De pronto se levantó un gran…

El Santo Rosario: Mas poderoso que la bomba atómica y la liberación de Austria

“Hoy, nosotros, que tenemos el corazón lleno de fe, aclamamos al Cielo con gozosa oración: Somos libres. Oh María, te damos gracias”

CAMINO DE CUARESMA – DÍA 8

La oración es «música callada» y «soledad sonora».

Oración de la serenidad de San Francisco de Asís

 En esta oración franciscana de la serenidad pedimos al Señor que nos conceda tres elementos esenciales para hacer el bien y vivir mejor junto al prójimo: serenidad, valor y sabiduría.

Letanía Al Señor Crucificado Para Alcanzar La Paciencia En Las Aflicciones

Perdóname por mi impaciencia Señor mi Dios. Tu conoces mis debilidades. Acuérdate que soy carne, polvo que nace y que muere Señor. Ayúdame a tener paciencia y esperar en tu palabra, guía y bendición Señor. Me arrepiento de mi falta de paciencia en tu obrar Señor mi Dios. Perdóname. Gracias. Recibo tu perdón y fortaleza, Señor.

Reinado de los Tres Sagrados Corazones de Jesús, María y José

El Triunfo del Inmaculado Corazón de María está señalado especialmente por la efusión del Espíritu Santo, para hacer amar a Jesús Sacramentado, trayendo una Era de Paz, que depurará el sacerdocio de las impurezas que lo han deshonrado y lo restaurará con el brillo de la santidad de Jesucristo, sumo y eterno Sacerdote.

Bíblia Católica News

Un camino de Fe

Un camino de Fe

A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto: