Salud Emocional

Entiendes el Plan de Dios en tu vida?

Dios tiene un plan maravilloso para ti, que quizás no has descubierto todavía, pero que te puede ir manifestando poco a poco en el momento menos pensado.

Señor… Dame un corazón Puro

Dios mío, aunque me duela, quita de mi interior todas aquellas malas inclinaciones, falsas pasiones, deseos mundanos que quieren separarme de tu amor, aleja de mí todo lo que entorpece mi unión y relación contigo. Saca de mi corazón todo lo que no proviene de Ti, porque quiero ser grato a tus ojos.

¡DAME A BEBER TU AGUA!

“El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios: y Dios no cesa de atraer al hombre hacia sí, y sólo en Dios encontrará el’ hombre la verdad y la dicha que no cesa de buscar” (Catecismo de la Iglesia Católica).

EL AYUNO Y EL CORAZÓN

“Ayunen los ojos de toda mirada curiosa. Ayunen los oídos, no atendiendo a las palabras vanas. Ayune la lengua de la murmuración, de las palabras vanas, inútiles. Ayune la mano de estar ociosa. Pero ayune mucho más el alma misma de los vicios y pecados.” (San Bernardo)

El Chisme, la Murmuración y sus consecuencias.

¿Será que mientras nos ocupamos de hablar de los otros o de nuestros jefes no nos queda tiempo para mirarnos a nosotros mismos? ¿Descargamos en los demás nuestras propias frustraciones? ¿Hablamos de las carencias de éste o de aquél para no tener que afrontar las propias? ¿Nos escondemos en la broma y en sacarle filo a historias ajenas para no asumir nuestras propias incapacidades?