“Recémosle hoy, que nos dé a todos nosotros, especialmente a los pastores de la Iglesia pero también a todos, la gracia de la oración, la gracia de la cercanía y la gracia de la justicia-misericordia, misericordia -justicia”.

Papa Francisco

“Dios, rico en misericordia”, que llamó a “San Juan Pablo II” para que guiara a toda la Iglesia, para que nos concediera, “fortalecidos por su enseñanza, abrir con confianza nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único Redentor del hombre”.

Papa Francisco