Menú Inicio

LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE

Vi a Satanás, los demonios, un fuego infernal -de cerca de 2.000 grados Fahrenheit-, gusanos que se arrastraban, gente que gritaba y peleaba, otros eran torturados por demonios. El ángel me dijo que todos estos sufrimientos se debían a pecados mortales cometidos, sin arrepentimiento.

¡…Líbranos del Mal!

“El mal no es una abstracción, sino que designa una persona, Satanás, el Maligno, el ángel que se opone a Dios. El ‘diablo’ [diabolos] es aquel que ‘se atraviesa’ en el designio de Dios y su obra de salvación cumplida en Cristo”. CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA, 2851

Sobre el infierno…

A juzgar por cómo se vive hoy en el mundo, podemos pensar, y con acierto, que la mayoría de los hombres no creen ya en el Infierno; o creen en él pero de forma tan difusa y sentimental, que incluso algunos piensan que como al Infierno se van todos los […]