Familia

Oración para pedir por los padres

Señor, cobija a mis padres con tu manto de amor y bondad y hazlos sentir dichosos, enérgicos y llenos de Ti. Y a nosotros cólmanos de vida, amor y bondad para poder retribuirles desde lo más profundo de nuestra alma todos esos momentos maravillosos que han dejado grabados en nuestro ser, como huella indisoluble que permanecerá con nosotros para siempre.

Jesús le explicó a Luisa Picarreta cómo se vivía en Nazaret y cómo en la Sagrada Familia reinaba la Divina Voluntad y 11 cosas que debemos aprender de la Sagrada Familia de Nazaret

“En la casa de Nazaret reinaba la Voluntad Divina como en el Cielo así en la tierra. Jesús y la Madre Celestial no conocían otra voluntad, San José vivía de su reflejo; pero Jesús era como un Rey sin pueblo, aislado, sin corte, sin ejército y María como una Reina sin hijos, porque no se veía rodeada por otros hijos dignos de Ella a los cuales poderles confiar su corona de Reina, para tener la estirpe de sus hijos nobles todos reyes y reinas.

La Natividad y los sucesos en la Gruta de Belén.

Mientras me hallaba meditando en la historia de la borriquilla empeñada ahora para cubrir los gastos de la circuncisión, y pensando que el próximo Domingo, día en que tendrá lugar la ceremonia, se leería el
Evangelio del Domingo de Ramos, que relata la entrada de Jesús montado sobre un asno, vi un cuadro del cual no puedo explicar bien el sentido ni sé dónde se realizaba.

Orar con san José

El silencio de José centra la atención en el misterio que los evangelistas nos relatan: el Mesías que va a nacer y ha nacido. José sabrá estar discretamente en segundo plano alentando desde lo oculto, sin otro protagonismo que su amor callado, sin quedarse al margen, comprometiendo su persona en atención silenciosa y decidida, cuando se trata de dar pasos concretos.

LENGUA DE FUEGO: 1. La lengua mentirosa

“Ojos altaneros, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, (Proverbios 6, 17)

Los labios sinceros permanecen por siempre, la lengua mentirosa dura un instante. (Proverbios 12, 19)

El justo odia la palabra mentirosa, pero el malo infama y deshonra. (Proverbios 13, 5)

La lengua mentirosa odia a sus víctimas, la boca melosa labra la ruina. (Proverbios 26, 28) Guardaos, pues, de murmuraciones inútiles, preservad vuestra lengua de la maledicencia; que la palabra más secreta no se pronuncia en vano, y la boca mentirosa da muerte al alma. (Sabiduría 1, 11)

de la hondura de las entrañas del seol, de la lengua impura, de la palabra mentirosa, (Eclesiástico 51, 5)

Y me dijo Yahveh: «Mentira profetizan esos profetas en mi nombre. Yo no les he enviado ni dado instrucciones, ni les he hablado. Visión mentirosa, augurio fútil y delirio de sus corazones os dan por profecía. (Jeremías 14, 14)

Y en cuanto a vosotros, la unción que de El habéis recibido permanece en vosotros y no necesitáis que nadie os enseñe. Pero como su unción os enseña acerca de todas las cosas – y es verdadera y no mentirosa – según os enseñó, permaneced el él. (I Juan 2, 27)”