Menú Inicio

Exaltación de la Santa Cruz

La cruz es mi paraíso en la tierra, de modo que si el paraíso de allá, de los bienaventurados, son los gozos, el paraíso de acá son los sufrimientos.

El Camino Vivo de la Cruz

Qué precio pagó Él para cubrir todos mis pecados, para abrir las puertas del Cielo para mí y llenar mi alma de su propio Espíritu. Dulce madre, déjanos recorrer este camino juntos y concédenos que el amor de mi pobre corazón pueda darle algún frágil consuelo.