Durante todo el mes de septiembre, la Iglesia celebra el mes de la Santa Biblia y presta especial atención a la Palabra de Dios contenida en las Sagradas Escrituras.

Narra un libro del Antiguo Testamento llamado Ester, que Mardoqueo era un judío de los deportados en tiempos de Nabucodonosor, y Había adoptado como hija a una sobrina huérfana llamada Ester. Ella fue escogida por el rey Asuero, entre las doncellas que le presentaron, para que fuera reina.

Aunque Dios es un Padre Amoroso y su misericordia sobrepasa aún nuestros pecados. (Sal 86, 15 ) y Jesús nos dice “Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá . Porque todo el que pide recibe, el que busca encuentra y Al que llama se le abre” (Mt 7, 7-8).