Sabes Qué es un Sitio de Jericó?

No importa cuántas o qué tan fuertes parezcan las murallas que nos separan de Dios y de su protección. La oración nos dará las fuerzas para derribarlas y construir solo caminos y puentes de Fe.

Mater Fátima

Mater Fátima nos explica

Los habitantes de Jericó habían cerrado la ciudad y puesto sus cerrojos para que no entraran los israelitas: nadie entraba ni salía. ….. Pero Yavé dijo a Josué: «Te entregaré la ciudad, su rey y todos sus hombres de guerra. ….. Para esto, ustedes tendrán que dar una vuelta a la ciudad cada día durante seis días. … Siete sacerdotes irán delante del Arca tocando las siete trompetas que sirven en el Jubileo. El día séptimo darán siete vueltas …. cuando suenen las trompetas todo el pueblo subirá al ataque, dando su grito de guerra. En ese momento se derrumbarán los muros de la ciudad y cada uno entrará por lo más directo…. . «Ustedes no gritarán ni darán voces, ni se oirá siquiera una palabra, hasta que llegue el día en que les diga: Griten y den voces (al final de la última vuelta el 7º día)…”

El Shofar es un instrumento musical bíblico que se utilizó durante el Sitio de Jericó y en otros pasajes del Antiguo Testamento.

Soplado Del Shofar Para La Fiesta De Las Trompetas Foto de stock y más  banco de imágenes de Adulto - iStock

Conquistando y derribando muros

Jericó es una ciudad en la orilla oeste del río Jordán en Palestina, con un gran significado espiritual para la fé cristiana.

La historia nos cuenta que era una ciudad de Israel cubierta por grandes murallas que, hasta entonces, impedían que la gente entrara a la ciudad o saliera de ella.

Josué recibió un mandato con instrucciones precisas de rodear a Jericó, junto con siete sacerdotes y siete trompetas, durante siete días.

Durante seis días se debía rodear una vez la ciudad, tocando las siete trompetas. En el séptimo día, debían rodear siete veces la ciudad, y la trompeta también debía tocarse uniéndose a su sonido el grito de todo el pueblo.

Así debía hacerse y así se hizo.

Cumpliendo con lo encomendado, los muros de Jericó se cayeron.

¿QUÉ ES EL SITIO DE JERICÓ?

Es un método de oración intensa para rogar a Dios su intervención ante problemas extraordinarios (como los que vivimos hoy en día).

Originalmente consiste en rezar el Santo Rosario sin interrupción ante el Santísimo Sacramento durante 7 días. Se ha ido reformando y se puede hacer con diferentes oraciones; lo importante es hacerlo con fé desde el corazón, para que sea un verdadero diálogo con nuestro Señor.

Se puede rezar en grupo o de forma individual, idealmente en un templo ante Jesús Sacramentado, pero si no es posible, puede hacerse en casa frente a un Crucifijo y Cirio Benditos o frente al Santísimo en TV o internet.

El Sitio de Jericó de Mater Fátima consta de varias oraciones profundas, que en su totalidad duran aproximadamente 1.5 horas/día, durante 7 días continuos.

Las Oraciones de Sitio de Jericó requieren estado de gracia de los participantes.

Para mayor fortaleza y fruto espiritual, se recomienda hacer adoración al Santísimo independientemente del Sitio de Jericó, en otro horario que le sea posible.

¿Qué significa el Sitio Jericó para nosotros como cristianos?

Para nosotros, los cristianos, el sitio de Jericó es la experiencia de la adoración y la oportunidad para acercarnos humildemente a nuestro Señor Dios en la Eucaristía, de manera ininterrumpida durante 7 días y 7 noches (como lo hizo Joshua) en los que se alaba, bendice, agradece y se elevan plegarias a Dios pidiendo por todas las necesidades de la sociedad, especialmente para que nos bendiga con la fortaleza que necesitamos para destruir las barreras del odio, la envidia y las guerras, fortaleciendo y cultivando el amor que cada uno de nosotros debe construir.

Durante este tiempo, nos brindamos en cuerpo y alma a honrar a Jesucristo expresando públicamente nuestra fe, formando parte de la eucaristía y creando con Él un vínculo de caridad y solidaridad; viviendo con devoción y entrega cada encuentro, profundizando los aspectos de este misterio y reconociendo el lugar central en la vida y misión de la iglesia en el mundo, haciendo un nuevo compromiso con la evangelización.

Elementos que no pueden faltar en un Sitio de Jericó

Eucaristía:

Celebración de la santa misa durante siete días, para dar testimonio público y fehaciente de la fé con la que promulgamos su palabra. Se termina con una procesión (que hace referencia a la caída del muro de Jericó) pidiendo a Dios que desbarate las murallas de la violencia, la discordia, las diferencias entre nosotros y las injusticias. Terminando el último y séptimo día con siete vueltas, después de la celebración de la eucaristía.

Adoración:

Es importante la participación de esta auténtica experiencia de devoción, brindándose al diálogo con Dios, guiados por sacerdotes y laicos, que encuentra su fortalecimiento en la celebración de la santa misa.

Reconciliación:

Este es el primer gran regalo que Dios le da a quien lo busca de corazón. La reconciliación nos llega a todos nosotros como pecadores, siempre que nos mostremos llenos de amor y compasión con nosotros mismos, con los demás y con Dios, siempre con los brazos abiertos, esperando su perdón y aceptando el arrepentimiento con el deseo de cambiar nuestra vida y dedicarla al amor y a la Fe. «Dios quiere que todos nos salvemos, lleguemos a su encuentro y conozcamos la vida que nos ha preparado».

QUE IMPLICA PARA QUIENES PARTICIPAN EN ÉL DURANTE LOS 7 DÍAS

• Mantener el estado de gracia y asistir a Misa diaria y comulgar.
• Ayuno opcional al menos una vez durante los siete días.
• Hacer una visita diaria al Santísimo presencial o espiritualmente.
• Rezar las oraciones asignadas de Sitio de Jericó durante los 7 días.
• Quien no pueda hacer el Sitio de Jericó, por alguna situación (enfermedad, no poderse confesar, falta de tiempo, etc.), puede en esos 7 días, pedir por el Sitio de Jericó, sus intenciones, sus participantes y sus familias, ofreciendo sus: Misas, Comuniones, Rosarios y oraciones, Visitas al Santísimo, Ayunos y Sacrificios.

¿QUIÉNES PUEDEN PARTICIPAR?

Todo bautizado en estado de gracia: ya que por nuestro Bautismo todos (sacerdotes y laicos), somos sacerdotes, profetas y reyes en Jesucristo

Restricciones:

Las personas que por algún motivo no puedan estar en gracia (confesadas), se les recomienda no rezar estas oraciones, pero se les invita a pedir por los frutos del SJ.

LAS GRACIAS OBTENIDAS

La Verdadera Paz Espiritual, incluso en las pruebas.
Crea unidad interna, con Dios y los demás (se vive en la libertad y dignidad de ser hijo de Dios).
Resurge verdadero y sano amor a sí mismo y los demás.
Se recibe nueva Infusión del Espíritu Santo y sus dones.
Se prepara para la gracia de la Consagración a Jesús por María.
Dios libera espiritualmente a las personas por quienes se oró.
Apertura al Arrepentimiento, Reparación y Conversión del corazón.

FUNDAMENTO BÍBLICO

Descrita en Josué 6: 1-20, de donde se extraen algunos versículos:

• 1.Los habitantes de Jericó habían cerrado la ciudad y puesto sus cerrojos para que no entraran los israelitas: nadie entraba ni salía.
• 2. Pero Yavédijo a Josué: «Te entregaré la ciudad, su rey y todos sus hombres de guerra.
• 3. Para esto, ustedes tendrán que dar una vuelta a la ciudad cada día durante seis días.
• 4.Siete sacerdotes irán delante del Arca tocando las siete trompetas que sirven en el Jubileo. El día séptimo darán siete vueltas y
• 5.cuando suenen las trompetas todo el pueblo subirá al ataque, dando su grito de guerra. En ese momento se derrumbarán los muros de la ciudad y cada uno entrará por lo más directo….
•… 10.«Ustedes no gritarán ni darán voces, ni se oirá siquiera una palabra, hasta que llegue el día en que les diga: Griten y den voces (al final de la última vuelta el 7º día)…“

Así obedeció Josué, y Dios destruyó las murallas, permitiéndole a Israel tomar la Ciudad de Jericó.

INICIOS DE LA ORACIÓN DEL SITIO DE JERICÓ

En mayo de 1978, el pueblo polaco deseaban invitar al Papa San Juan Pablo II a su país, sin lograr el permiso de sus autoridades. Se rezaron rosarios 24 horas x 7días para obtener la visa del Papa.

El Sitio de Jericó permitió le otorgaran la visa al Papa, quien visitó Polonia sin problemas. Esto dió inicio a los acontecimientos que regresaron la libertad a Polonia.

El objetivo de la Oración del Sitio de Jericó es para pedir a Dios que derribe las “murallas” físicas y/o espirituales negativas causadas por el mal y el pecado, que no permiten que una situación pueda resolverse, ya que esas “murallas” están impidiendo que Su Gracia penetre y se pueda solucionar.

• Hacer uso del poder de la Oración de Intercesión, como se muestra en el pasaje de Lc5: 17-26 sobre la Curación de un Paralítico
•»Viendo Jesús la fé de ellos, dijo: «Hombre, tus pecados te quedan perdonados.»» Lc5, 20
• Para derribar las murallas o situaciones que provocan que una persona o comunidad, no vea, no escuche y no sienta el Amor de Dios ni su llamado a la conversión.

El formato propuesto por Mater Fátima se basa en el poder del rezo del Rosario y las oraciones dadas en Fátima, que junto con otras lo refuerzan buscando una profunda renovación personal de las promesas bautismales y de renuncia al pecado, así como la ratificación de nuestra profesión de fe y súplica a Dios por la conversión y salvación de las almas.

Banner

Oraciones del Sitio de Jericó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s