Corona de Adviento navideña, el significado de las velas y más curiosidades

Un año más nos acercamos a la Navidad, al nacimiento de Nuestro Señor Jesús. En esta preparación espiritual tienen un papel fundamental las velas de Adviento y las coronas de Adviento. Herramientas que emplearemos cada domingo de Adviento para preparar nuestro cuerpo y nuestra alma para la llegada de nuestro Salvador Jesús. 

Antes de profundizar en el significado del tiempo de Adviento, y en el papel fundamental de la corona de Adviento y de las velas de Adviento, nos gustaría recordar, que todos los años, durante el tiempo de Adviento, con el invierno a punto de empezar en el hemisferio norte, también festejamos dos importantes celebraciones relacionadas con nuestra madre, la Virgen María, la Santa Madre de Dios. El final del año es una época de grandes celebraciones marianas para los cristianos. 

elementos de la corona de adviento

La primera de estas importantes citas es el día 8 de Diciembre.  En esta fecha conmemoramos que la Virgen María, a diferencia de los demás seres humanos, como futura madre de Cristo, no fue alcanzada por el pecado original sino que, desde el primer instante de su concepción, estuvo libre de todo pecado. Es el día de la Inmaculada Concepción.

La segunda es el día 12 de Diciembre, día de la Virgen de Guadalupe. Al celebrar esta fecha festejamos la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe al indio San Juan Diego y a su tío Juan Bernardino en el año 1531. En este día conmemoramos las apariciones marianas de la imagen de la Virgen de Guadalupe en México.

La corona de Adviento es una tradición que ha pasado entre generaciones y que llega a las casas como parte de la decoración navideña de los hogares, principalmente en aquellos en los que se predica la religión católica.

La Corona de Adviento

La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica. La corona está formada por una gran variedad de símbolos:

La forma circular

El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar. 

Las ramas verdes

Verde es el color de esperanza y vida, y Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.

Las cuatro velas

Nos hace pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo.

Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia. 
Las manzanas rojas que adornan la corona representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal. 

El listón rojo 

Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve. 

Los domingos de Adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de adviento. Luego, se lee la Biblia y alguna meditación. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote. 

La corona de adviento se hizo popular en Alemania y fue desde este país que llegó a Estados Unidos.

Corona de Adviento

Cuenta una leyenda que en 1839, los niños de una escuela preguntaban al pastor protestante de origen alemán Johann Hinrich Wichern, ¿cuándo va a llegar la Navidad?

Deseosos de conocer la respuesta, preguntaban a diario al pastor, así que él decidió crear un adorno con cuatro velas que encendería cada domingo antes de Navidad para que los niños supieran qué tan cercana estaba la celebración.

Una de las velas es rosada

La Corona de Adviento tiene tres velas moradas y una rosada que se enciende el tercer domingo de Adviento. 

El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos adecuadamente para la llegada de Cristo.  Mientras que la rosada representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor.

En algunos lugares, todas las velas de la Corona se sustituyen por velas rojas y en la Noche de Navidad, en el centro, se coloca una vela blanca o sirio simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.

Significado de las velas de la corona de Adviento

Este es el significado de las velas de la corona de Adviento, este es el orden en el que se encienden y su color:

Primer domingo de Adviento: Vela morada significa esperanza

Segundo domingo de Adviento: Vela morada significa fe

Tercer domingo de Adviento (Domingo de Gaudete): Vela rosa significa alegría

Cuarto domingo de Adviento: Vela morada significa paz

Si decides tener una quinta vela de Adviento esta debe ser blanca y es la vela de Cristo, esta se enciende en Navidad.

Te recomiendo el siguiente video de nuestro canal para hacer la Oración del Primer Domingo de Adviento

Unpasoaldia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s