Los niños de la calle tendrán su propio Santo. “Siervo de Dios Darwin Ramos”

S.S.Francisco ya declaró “Siervo de Dios” a Darwin Santos, un chico que recogía basura en la calle. Nacido en 1994, descubrió la fe católica en el 2006 y murió en Filipinas a los 17 años.

Tomado de darwin-ramos.org

FILIPINAS Cubao: Darwin Ramos, muerto a los 17 años por una miopatía, es ' Siervo de Dios'
Foto Asia News

Darwin Ramos se encontró con Dios luchando contra una distrofia muscular que le puso en una silla de ruedas con poco más de 10 años, muerto en el 2012. La diócesis de Cubao, sufragánea de Manila, ha recibido luz verde para dar inicio al proceso de beatificación y canonización.

El 31 de mayo se hizo público que su causa de canonización, impulsada por la Asociación Darwin Ramos

El cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, firmó el Nihil Obstat (“Nada impide para que se publique”), para dar inicio a la causa. Según fue establecido, la investigación para la canonización de Ramos en el Tribunal diocesano de Cubao será llevada adelante por el postulador, un dominicano francés, el presbítero  Thomas de Gabory.

Darwin estudiando. Pudo ir a la escuela a pesar que tenía que trabajar en la calle.
Foto Diario el Clarín

Recogido por una organización caritativa dirigida por un sacerdote francés, este niño descubrió la fe católica recibiendo los sacramentos según avanzaba su enfermedad. La intimidad tan profunda que llegó a alcanzar con Cristo y cómo convirtió su sufrimiento en una “misión” dejó a todos perplejos

Darwin Ramos nació el 17 de diciembre de 1994 en Pasay City. Pasó sus primeros años de vida en los barrios pobres de la ciudad de Pasay. Para ayudar a su familia, trabajaba recogiendo plástico y latas de entre la basura, con su hermana menor Marimar, que era dos años menor que él. Pasaron sus días buscando basura para recuperar desechos plásticos que vendían por una cantidad insignificante. Debido a la necesidad de encontrar comida, ir a la escuela no era una prioridad.

Desgraciadamente empezó a sufrir los primeros síntomas de lo que más tarde se le diagnosticaría como distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad genética que empeora rápidamente la movilidad de quien la sufre. Pronto ni siquiera podía estar de pie.

En julio de 2006, un grupo de educadores de la Fundación ANAK-TNK (Tulay ng Kabataan) tras encontrarse con Darwin varios días seguidos lo ingresaron en uno de los centros gestionados por la organización, fundada en 1998 para ayudar a los niños más pobres de Manila.

Descubrió la fe católica y pidió ser bautizado. Y en el mismo año, en el 2007, recibió la primera comunión y el sacramento de la confirmación. Su condición física empeoró con el paso de los años pero impactaba a todos, tanto al personal como a los demás niños del centro, cómo vivía su enfermedad. 

Desarrolló una profunda relación personal con Cristo y no pasaba día en que no se tomara un tiempo para rezar. Estaba atento a todos y mostraba su apoyo a los demás niños cuando tenían problemas. Nunca se quejaba y siempre sonreía, incluso en los momentos difíciles. Cuando hablaba de su enfermedad, la llamaba su “misión”.

Los inicios de su enfermedad

Darwin tenía unos seis años cuando aparecieron los síntomas iniciales de lo que luego se diagnosticaría como distrofia muscular de Duchenne. Comenzó como debilidad muscular de las piernas y su madre notó que Darwin tropezaba con más frecuencia hasta que al final, Darwin ya no podía mantenerse en pie y se debilitó.

El joven Darwin Ramos perdió rápidamente el uso de sus piernas

Pobreza

La pobreza extrema hizo que la familia dejara los barrios bajos y viviera en las aceras. El padre de Darwin se aprovechaba de la enfermedad de su hijo y sin escrúpulos lo dejaba en la estación Libertad donde Darwin mendigaba a los transeúntes que se compadecían de él. Darwin recibió dinero, pero su padre tomó una gran parte para comprar alcohol. Darwin no dijo nada mientras supiera que había suficiente para comprar comida para sus hermanos.

La Fundación ANAK-TnK

Ya en silla de ruedas, encabeza una larga dila de compañeritos. Ellos pueden caminar, Darwin no. A pesar de ello, sonríe

En 2006, un grupo de educadores de la calle de la Fundación ANAK-TnK ( Tulay ng Kabataan – “puente para los niños” en tagalo, que da la bienvenida a los niños de la calle en Manila) se reunió con Darwin en la estación Libertad. El niño ya no podía estar de pie, pero aún podía usar sus brazos y permanecer sentado sin ayuda. Aceptó vivir en el centro gestionado por la Fundación. Darwin fue recibido el 4 de julio de 2006 y vivió con otros niños con necesidades especiales.

Vida espiritual

Darwin estaba completamente lleno de Dios. Nadie sabe cómo empezó porque su familia nunca le enseñó. Descubrió la fe católica en la Fundación ANAK-TnK. El 23 de diciembre de 2006, fue bautizado en el Santuario de Nuestra Señora de EDSA (hoy llamado Santuario de EDSA de Filipinas, que fue construido en el lugar de la revolución de EDSA de 1986). Un año después, recibió su primera comunión y confirmación de manos del Mons. Broderick Pabillo, obispo auxiliar de la archidiócesis de Manila.

La misión

Darwin sufría de falta de aire frecuente que requirió hospitalización. A pesar de esto, el personal de la Fundación ANAK-TnK y los otros niños encontraron consuelo en la forma en que Darwin enfrentó su enfermedad. Él repetía constantemente “Gracias” (acción de gracias) y “Te amo” (amor caritativo). Nunca se quejó y siempre sonrió incluso en momentos muy difíciles. Estuvo atento a todos y brindó su apoyo a los demás niños de la Fundación cuando ellos también enfrentaron pruebas y dificultades. 

Cuando hablaba de su enfermedad, nunca hablaba de miopatía sino de lo que llamaba su misión: “Nunca habló de su enfermedad sino de la misión que Cristo le había encomendado. Se pasó la vida dando las gracias y te quiero ”, dijo un testigo. Tenía la costumbre de ofrecer sus sufrimientos. Un día, le dijo al cura de la Fundación: “Tú conoces Padre,

Darwin desarrolló una relación personal y una profunda intimidad con Cristo. No pasaría un día sin que el joven orara y se entregara a Jesús. Un cuidador de la Fundación dijo: “Un día, cuando Darwin tenía fiebre, insistió en que lo ayudaran a levantarse de la cama para unirse a los demás en el centro para poder dirigir la oración de la tarde. Fue Jesús antes que cualquier otra cosa “. Su vida estuvo iluminada por su cercanía a Cristo.

Varias semanas antes de su muerte, Darwin sufrió inmensamente, pero su sonrisa era radiante e infecciosa.

Semana Santa de Darwin

El domingo 16 de septiembre de 2012, Darwin tuvo dificultad para respirar. La enfermera de la Fundación decidió llevarlo a la sala de emergencias del PCMC (Centro Médico Infantil Filipino en Quezon City). Cuando el sacerdote de la Fundación llegó junto a su cama, Darwin se disculpó por causarle preocupaciones. Recuperando el aliento, dijo laboriosamente: “Gracias por todo, padre”. Al día siguiente, Intubaron a Darwin. Ya no podía hablar pero se podía leer de sus labios lo que quería decir. También podría escribir en un cuaderno. Así comenzó la “Semana Santa” de Darwin al igual que la Pasión de Cristo.

El jueves , Darwin experimentó una batalla espiritual:

  • Darwin: “Debemos orar”.
  • Sacerdote: “Por supuesto Darwin, pero ¿por qué necesitas rezar?”
  • Darwin: “Porque estoy peleando”.
  • Sacerdote: “¿Luchando contra tu enfermedad?”
  • Darwin: “Estoy luchando contra el diablo”. 

Darwin luego recibió la Unción de los Enfermos.

El viernes , Darwin lucía tranquilo y lucía una gran sonrisa. Escribió con dificultad sus dos últimas frases en un cuaderno: “Un gran agradecimiento” y “Estoy muy feliz” como señal de una batalla ganada. Esta es la historia de su vida, un testimonio espiritual, porque la vida de Darwin fue solo Alegría y Acción de Gracias. Darwin, íntimamente unido a su Señor en sus sufrimientos, ya compartía esta Alegría de la victoria.

Último mensaje escrito por Darwin Ramos cuando supo que se estaba muriendo

El sábado , Darwin entró en un profundo silencio pero estaba completamente consciente.

El domingo 23 de septiembre de 2012 murió en un hospital (en la diócesis de Cubao) a las 5:30 de la mañana, al salir el sol, a la hora en que Cristo resucitó de entre los muertos.

Vigilia de oración de la Fundación

El funeral

La misa fúnebre se celebró en la iglesia repleta de niños de la Fundación vestidos de blanco.

Darwin fue enterrado en el cementerio de la ciudad de Pasay, donde muchas personas todavía vienen hoy para llorar y pedir su intercesión.

Mucha gente visita la tumba de Darwin Ramos para pedir favores

El mensaje de Darwin Ramos

Darwin Ramos no hizo nada extraordinario. Es en la cotidianidad de su vida que vivió el camino más simple de santidad. Conoció la pobreza de las calles de Manila y los sufrimientos provocados por una enfermedad degenerativa. Y, sin embargo, su vida estuvo totalmente llena de su cercanía a Cristo. Joven, pobre y enfermo, Darwin vivió una vida de alegría.

Su legado espiritual está contenido en dos frases cortas pero muy significativas. Cuando supo que la muerte era inminente, Darwin escribió: “Muchísimas gracias. Estoy muy feliz.” No fue simplemente un agradecimiento como un comentario cortés, sino una profunda acción de gracias. Este fue también el caso cuando, unas horas antes de su muerte, escribió que estaba muy feliz. Su vida estuvo tan unida a Cristo que alcanzó la cúspide del gozo. Encontró su gozo en Cristo.

Darwin es hoy un maestro para los jóvenes de Hoy, los pobres y los enfermos. Aunque no logró nada extraordinario, para nosotros es un ejemplo extraordinario.

Un maestro de la alegría para los jóvenes

Darwin murió joven. Tenía solo 17 años. Pero todos los días de su vida se vivieron plenamente. Su corta vida dio muchos frutos. Tenía una generosidad infantil. Mendigaba por su familia a una edad muy temprana. Sabía que su padre tomaba una gran parte de las limosnas que le daban para satisfacer su vicio (el alcohol), pero Darwin nunca se quejó. Incluso si se avergonzaba de mendigar, Darwin accedió a hacerlo porque sabía que el dinero se usaría para alimentar a sus hermanos. Eso le dio alegría.

A medida que Darwin crecía, aprendió el valor de la amistad. Los niños de la  Fundación Tulay ng Kabataan  eran sus amigos y él consideraba a sus compañeros de casa como sus hermanos, como en una familia. Su amistad se basaba en la lealtad y la caridad, a diferencia de la amistad virtual en las redes sociales como Facebook o Instagram, que es muy popular en Filipinas. Sus amigos todavía dan fe de la forma en que Darwin los influyó y los edificó. Siempre estuvo atento a cada uno de ellos y supo consolarlos cuando necesitaban ayuda.

Los niños normalmente dicen “Cuando sea grande, seré …” seguido de la profesión que los hará felices. Pero la felicidad no está en el futuro. La alegría no es un sueño. Darwin no pospuso Joy en su vida. Vivió el momento presente todos los días. Vivió una alegría extrema en los hechos cotidianos.

Los jóvenes del mundo son capaces de tener vidas hermosas y grandiosas. Darwin fue un ejemplo extraordinario: vivió la virtud de la caridad: el amor de Dios por el hombre.

Maestro de la alegría de los pobres

La familia Ramos era muy pobre. Cuando nació Darwin, su familia vivía en los suburbios de Manila. Pero debido a la extrema pobreza, tuvieron que vivir en las calles. Así es como Darwin se convirtió en un niño de la calle, un recolector de basura, que buscaba comida, revende madera, metal o plástico duro comprados en tiendas de chatarra. Luego su padre lo obligó a mendigar en la estación Libertad. Tenía hambre la mayor parte del tiempo. Pero entendió que “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4, 4). Al experimentar hambre y miseria, Darwin aprendió a llenarse de Dios. Los que no carecen de nada acaban olvidándose de Dios. Tienen la impresión de que son autosuficientes. Pero los que no tienen nada lo necesitan todo.

Siempre tienen un lugar para Dios en su corazón. Darwin fue consumido por Dios y llenó cada parte de su cuerpo con Dios.

La miseria deshumaniza. Pero a veces, la pobreza permite que Dios ocupe el lugar que le corresponde en la vida porque la pobreza no permite obstáculos para acercarse a Dios.

Los enfermos del mundo pueden vivir la alegría de Cristo y esperar la vida después de la muerte. Darwin es un ejemplo extraordinario de esto. Vivió la virtud de la esperanza. Fue testigo de que todo conduce a Dios.

 La razón por la que Darwin es un maestro de la alegría es porque su alegría no es otra que la de Cristo. La vida de Darwin es como el domingo de Laetare durante la Cuaresma, un momento de alegría en tiempos de prueba.

¿Por qué se solicita la canonización de Darwin Ramos?

En el caso de Darwin Ramos, existe una genuina reputación de santidad y una práctica heroica de las virtudes cristianas:

  • La reputación de santidad debe ser espontánea, no creada artificialmente a través de la propaganda. Debe ser sostenible (que no cesa poco después de la muerte del Siervo de Dios, pero sigue creciendo), extenso, es decir, no basado en una falsa santidad, sino ejemplo de una vida heroica, vivida al servicio de Dios y del prójimo. .
  • La práctica heroica de las virtudes cristianas engloba las virtudes teologales (fe, esperanza, caridad) y las virtudes cardinales (prudencia, justicia, templanza, fortaleza). Una virtud heroica es un hábito infundido por el cual el hombre, conferido por la gracia divina cuando se enfrenta a dificultades extremas, generalmente actúa de manera excepcional realizando con gran valentía y alegría actos difíciles y repetidos de virtud.
Rev. P. 
Thomas de Gabory, Postulador, ante el Obispo y el tribunal eclesiástico

La reputación de santidad de Darwin Ramos nunca dejó de crecer después de su muerte.

En Filipinas, la vida de Darwin permanece en la mente de muchos, especialmente en la Fundación Tulay ng Kabataan . La gente todavía sigue visitando su tumba en Pasay City para rezar y pedir favores a través de su intercesión.

¿Cuál es el estado de la causa de canonización de Darwin Ramos?

Hay dos fases principales para la causa de canonización, una a nivel diocesano y otra a nivel romano. En cuanto a la causa del Siervo de Dios Darwin Ramos, la fase a nivel diocesano está en curso.

Se ha constituido un tribunal eclesiástico para escuchar a los testigos. El proceso de reconocimiento de las virtudes heroicas de Darwin Ramos está en curso.

Hoy, la vida virtuosa de Darwin Ramos puede servir de ejemplo para los jóvenes, los enfermos y los pobres. Sería bueno que la Iglesia de Filipinas recibiera un nuevo santo porque hasta ahora solo hay dos santos mártires que han sido canonizados: San Lorenzo Ruiz y San Pedro Calungsod.

Darwin Ramos es un siervo de Dios. Cuál es el Significado de Siervo de Dios.

El título de “Siervo de Dios” se atribuye a una persona cuya causa de beatificación y canonización ha sido emprendida. Esto marca el inicio de la primera fase que es a nivel diocesano. Así lo establece un texto muy importante de la Congregación para todas las causas de la santidad en 2007 llamado  Sanctorum Mater : “El católico cuya causa de beatificación y canonización se ha iniciado se llama Siervo de Dios” (art. 4 § 2).

Solo durante la fase romana de la causa, a nivel de la Congregación para las Causas de los Santos, Darwin Ramos puede ser proclamado “Venerable”, luego “Bendito” (si se atestigua un milagro) y finalmente “Santo”. (si se atestigua otro milagro).

La mayoría de los documentos por una causa de canonización permanecen secretos y confidenciales. 

Postulación

La Asociación Darwin Ramos , peticionaria de la causa de beatificación y canonización del Siervo de Dios Darwin Ramos, nominó al Rev. P. Thomas de Gabory, OP, sacerdote dominico francés como postulador el 14 de marzo de 2018. Mons. Honesto F. Ongtioco, obispo de Cubao en Filipinas, confirmó la nominación mediante un decreto de fecha 25 de mayo de 2018. También fue designado un vicepostulador por el postulador con el consentimiento del peticionario.

Cuál es el Significado de Postulador.

El postulador es una persona física que representa al peticionario en la causa de beatificación y canonización de Darwin Ramos (en este caso, la Asociación Darwin Ramos es el peticionario). Él es quien maneja la causa ante el tribunal diocesano. Defiende los intereses de la causa y colabora con las autoridades eclesiásticas en la búsqueda de la verdad. Se puede decir que el postulador es el espíritu (o el alma) del proceso.

Rev. P. 
Thomas de Gabory, OP, Postulador

El postulador es designado por el peticionario de la causa. Este nombramiento es confirmado por la autoridad eclesiástica correspondiente, es decir, el obispo de la diócesis donde murió el Siervo de Dios. Dado que Darwin Ramos murió en Ciudad Quezón, el obispo calificado para manejar esto es de la diócesis de Cubao.

En la etapa preparatoria del procedimiento, el postulador debe escribir una biografía del Siervo de Dios compilando los principales aspectos de su vida y sus virtudes. Prepara una lista inicial de testigos que luego podrá completar cuando comience el proceso. Finalmente debe escribir y presentar al obispo la solicitud de apertura de la causa.

Durante el proceso, el postulador no tiene derecho a asistir a las audiencias pero puede leer el acta del proceso tan pronto como se hayan reunido los elementos probatorios para solicitar, en caso necesario, más información.

En el caso de la causa de Darwin Ramos, el postulador ha decidido no percibir salario ni honorarios.

Únete a la campaña de Unpasoaldía por los Sacerdotes

#YoAceptoelRetoViacrucisSacerdotal

Puedes Donar de manera segura a través de PayPal:

PATROCINANOS…

Si nos patrocinas podemos seguir evangelizando cada día, le das recompensa a nuestro esfuerzo y podemos llegar a muchas almas.

1.00 $