Oración para la reconciliación y la sanación de nuestras familias

“No podemos sentirnos en paz –dijo el sacerdote- cuando hay algunos que están angustiados, llenos de inseguridad, nerviosos e incómodos en sus puestos, incómodos en su alma, desde la más pequeña infancia. Y a pesar de tantos años, hasta ahora, no han llegado a ser ellos mismos, porque las heridas no están sanadas…”.

Catholic.net - Sanación Intergeneracional: ¿Es bíblico confesar los pecados  de nuestros ancestros?

La sanación intergeneracional es un método de diagnóstico y sanación de secuelas negativas que influyen desde un pasado familiar, provenientes de anteriores generaciones pero con fuertes repercusiones para el futuro de una persona y hasta de una familia entera.

Muchos incautos consultan a brujos y hechiceros para tener hijos sin considerar las consecuencias de este actuar, por esta razón escogí este tema para el blog. Vemos como esos hijos que son fruto de estas prácticas terminan, ya siendo mayores, siendo esclavos o muy seguidores de estas prácticas oscuras y sus terribles influencias.

La sanación intergeneracional abre la probabilidad de que actos destructivos, dañinos y en sí negativos de nuestros antepasados se hayan insertado de alguna forma en nuestro ADN sanguíneo, acarreando así funestas consecuencias para futuras generaciones.

La oración por nuestras familias, una gran responsabilidad

Según lo aducen algunos especialistas sobre el tema, las familias como núcleos indispensables de la sociedad tiene un lugar prominente dentro del plan divino de sanación social a través del sacramento del matrimonio.

Por tanto, el orar por la sanación y la liberación de nuestro árbol genealógico debe ser una motivación para así prevenir que pasen a nuestros descendientes las secuelas de nuestros negativos patrones intergeneracionales.

La mejor y principal oración para sanar y enderezar nuestro árbol genealógico se debe realizar en la Santa Misa durante el ofertorio y al comulgar, poniendo a los pies de Cristo a nuestra familia y a nuestros antepasados. Igualmente, el Santo Rosario, como herramienta muy eficaz para todo tipo de necesidades es indispensable para nuestras intenciones de sanación intergeneracional, suplicando a María santísima su poderosa intercesión.

Aquí, una bella y poderosa oración publicada por el sacerdote canadiense Ghislain Roy para sanar nuestro árbol genealógico.

El sacerdote que hizo callar al demonio
sacerdote canadiense Ghislain Roy

El sacerdote canadiense Ghislain Roy es autor, entre otras obras, del libro «Para liberarse y sanar. Consejos y oraciones de liberación y sanación», una de las referencias imprescindibles para los exorcistas. Formado por Emiliano Tardif, el padre Ghislain es conocido por sus «retiros de sanación y liberación», que ha realizado en los últimos años y en los que resulta difícil encontrar plaza. Las palabras Espíritu Santo, demonio, liberación, sanar, y carisma suelen estar entre las más repetidas.


“No podemos sentirnos en paz –dijo el sacerdote- cuando hay algunos que están angustiados, llenos de inseguridad, nerviosos e incómodos en sus puestos, incómodos en su alma, desde la más pequeña infancia. Y a pesar de tantos años, hasta ahora, no han llegado a ser ellos mismos, porque las heridas no están sanadas…”.

P. Ghislain Roy

Si revisamos la historia de la iglesia muchos santos, muchos sacerdotes han ejercido este ministerio. Sanaban, tenían palabras de conocimientos, podían leer los corazones y liberaban a la gente de opresiones ocultas, de los demonios. Jesús quiere dar a todos los sacerdotes el ministerio de la sanación y de la liberación. Por eso dijo: «He aquí las señales que acompañarán a los que creen en mí, expulsarán a los espíritus malos y sanarán a los enfermos». Es entonces un ministerio que forma parte de la misión del sacerdote, que es la misión de Jesús. La pregunta es entonces… ¿Estamos los sacerdotes tomando realmente en serio a Jesús?, ¿Confiamos realmente en su palabra? ¿Creemos en lo que dice la palabra de Dios?

En la iglesia debemos ejercer este ministerio, si queremos evitar la hemorragia de gente que se va a la Nueva Era, a las prácticas del ocultismo, médium, reiki, meditación trascendental, la francmasonería, brujos, tabla ouija y tantos males. Este no es un ministerio particular o especial, sino que forma parte de la misión del sacerdote, que es la misión de Jesús. EL Señor está obrando y sanando. Por todas partes en el mundo se están levantando apóstoles de luz que la Virgen está preparando para combatir todo lo que es tiniebla. Serán los apóstoles del Corazón de María y del Corazón Eucarístico de Jesús.

P. Ghislain Roy
Existen los pecados ancestrales? ¿Es católica la oración de sanación del  árbol genealógico?

Para confesar los pecados de los antepasados y difuntos y reconciliarse con ellos

Gracias, Señor, por el don de la vida y por todos los bienes con los que has colmado a la familia que escogiste para nosotros desde el momento de nuestra concepción, de nuestro nacimiento y de nuestro bautismo. Tú sabes, Señor, los sufrimientos y las dificultades que encontramos en nuestras familias.


Señor Jesucristo, tú eres el Siervo Doliente que has tomado sobre ti la iniquidad , las faltas y los castigos de todos y nos has ofrecido la sanación y la liberación. Tú eres el Justo que carga con el pecado de todos e intercedes por los criminales (Is 53, 12).

Tú fuiste a predicar a los espíritus de los muertos para salvarlos (lP 3, 19). Vengo ante ti en nombre de todos los miembros de mi familia . Dígnate aceptarme como el portavoz, el representante de todos mis antepasados, de todos los miembros difuntos de todas las líneas genealógicas, de todas las generaciones que no están todavía en tu Luz y en tu Amor.


Dígnate cubrirlas con tu Preciosa Sangre. Que las aguas de mi bautismo fluyan sobre todas las generaciones de mi árbol genealógico. Tú, Jesús, nos has reconciliado con Dios, Padre de las Misericordias y de todo consuelo, y nos has confiado el ministerio de la reconciliación (2Co 5,18).

Invoco el perdón de tu Cruz sobre todos ellos. Levanto y planto la Cruz de Jesús en todas las generaciones que me han precedido. Quiero perdonar yo también, bendecir a todos los antepasados que han dejado influencias negativas en nuestra descendencia ( decir sus nombres y ofensas en silencio).

Por ti, oh Cristo Misericordioso, nosotros, los descendientes de (decir los nombres), les perdonamos desde lo más hondo del corazón y les bendecimos. Les aseguramos, en nombre de Jesús, que ninguno de entre nosotros, ningún vivo conocido por ellos, tiene nada en su contra, ni los juzga, ni los critica, ni los condena por ningún acto que hubieran cometido durante su vida terrestre.

Por tu Corazón Traspasado, Oh Jesús, les pedimos perdón desde lo más hondo del corazón si les hemos ofendido, acusado, rechazado, dañado, maltratado, abandonado, si a causa de nosotros han sido desgraciados, heridos, víctimas del odio, de la violencia, de la vergüenza, del hambre, de la injusticia y si no les hemos amado como lo deseaban.

Ahora, queremos confesar los pecados e iniquidades de nuestros padres (Lc 26, 40) y arrepentirnos por ellos.

Señor Misericordioso, te pedimos perdón por todos los pecados de los que ni se arrepintieron ni te pidieron perdón (decir en silencio esos pecados).
Me arrepiento de todo homicidio, aborto, injusticia que han cometido, de todas sus disputas familiares, por cuestiones de bienes y propiedades, que nos han dividido.
Me arrepiento de toda perversión moral y de toda implicación que han tenido en el ocultismo, el espiritismo, el esoterismo, el vudú, el fetichismo, y renuncio a ella.
En su nombre, rechazo a Satanás y a todas sus obras maléficas. Me arrepiento especialmente de su trasgresión del primer mandamiento de Dios y de su adoración a dioses falsos y a ídolos. Renuncio y me opongo formalmente a todas sus malas prácticas y a todas las consecuencias de sus ataduras mentales.

Arrojo lejos de nosotros todo lo que ha podido ser desdichado y desordenado en los matrimonios de mi familia. Pongo fin a todos los odios enraizados en mi familia.
Jesús, que tu divina Misericordia les perdone todos sus pecados. Que tu Preciosa Sangre los lave de toda iniquidad, corte todos sus lazos. Que por la gracia del sacrificio eucarístico de Cristo muerto por ellos sean reconciliados con los vivos y con los muertos y entren en la paz y la comunión de tu amor, en la alegría eterna de Cristo Resucitado.

Que todos sus descendientes afectados por sus desobediencias y rebeldías sean desatados de roda maldición,
sanados y liberados en Nombre de Jesús.

No permitas que sus pecados sigan afligiendo a nuestra familia.

Pedimos perdón también a todos los niños difuntos, los muertos prematuros, los que nacieron muertos, los niños no nacidos de nuestra familia y de nuestro linaje genealógico, especialmente los bebés abortados, las víctimas de abortos naturales o de embarazos extrauterinos a los que hemos herido, rechazado, ignorado, por los que no hemos rezado ni encargado misas.

¡Que Jesús los acoja en su Corazón Traspasado! ¡Que María, la Madre Inmaculada, los tome en sus brazos y los consuele! ¡Que sean desatados de todos los bloqueos que pesan sobre ellos y sobre los miembros de sus familias!

Decir juntos, tres veces) en voz alta. la siguiente oración:

Ahora, en el nombre de Jesús y por su autoridad, me opongo a toda maldición y rompo toda maldición echada contra cualquier miembro de mi familia. Invoco sobre nosotros la Sangre de Jesucristo. En el nombre de Jesús, rompo toda herencia psíquica negativa y todo lazo o dominio diabólico que pesa sobre mi linaje familiar por culpa de la desobediencia de cualquiera de mis antepasados.

Renuncio a todas las obras de Satanás así como a las prácticas ocultas de mis antepasados y me adhiero a Jesucristo, mi Señor y mi Salvador, ahora y por siempre. En el nombre de Jesucristo, declaro cortados todos los lazos entre nosotros y cada uno de los miembros de nuestra familia , vivos o difuntos. ¡Oh Señor, Dios nuestro, te damos gracias, te bendecimos y te glorificamos! Amén.

ÚNETE A NUESTRO FACEBOOK Y RECIBIRÁS EN TIEMPO REAL CADA PUBLICACIÓN DE NUESTRA PÁGINA TE ESPERAMOS.
https://www.facebook.com/unpasoaldia



Categorías:Espiritualidad, Oraciones

Etiquetas:, ,

4 respuestas

  1. Muchas gracias!!!!!!

    Me gusta

  2. impresionantemente poderoso… Bendito Dios… muy muy bueno… Dios contigo…

    Me gusta

Responder a Wilmer Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: