Menú Inicio

Santa María Mayor (Haz una visita Virtual)

Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor – una de las cuatro Basílicas papales en Roma 

La Basílica de Santa María Mayor ha significado el paso de una colina-cementerio (Esquilino) de la antigua Roma a lugar de luz y colores. Un manto de nieve lo ha blanqueado como un lienzo sobre el que se fue edificando esta maravilla.

La basílica de Santa María la Mayor es una verdadera joya rica de bellezas de valor incalculables. Desde hace dieciséis siglos se eleva sobre una de las colinas de la ciudad de Roma. Se encuentra en la parte superior del Cispio, una de las tres cimas de la colina del Esquilino. Es una de las cuatro basílicas patriarcales de Roma y la única que ha conservado su estructura paleocristiana.

La Basílica de Santa María Mayor es una auténtica reliquia histórica. Es la única de las cuatro basílicas mayores de Roma (las otras son San Pedro, San Juan de Letrán y San Pablo Extramuros) que conserva intacta su planta paleocristiana, tal como fue construida en el siglo V, aunque posteriormente haya sufrido numerosos añadidos.

Su historia está ligada a una conocida leyenda según la cual fue la misma Virgen María quien señaló el lugar donde quería que se construyera la basílica, haciendo caer una copiosa nevada sobre la colina del Esquilino en pleno mes de agosto. El Papa Liberio, en presencia de los fieles congregados ante el prodigio, habría trazado sobre la nieve el perímetro del edificio. Este es el origen de la conocida advocación de la Virgen Blanca o Virgen de las nieves, muy difundida por todo el orbe.

Roma, en pleno verano, se cubrió de blanco. Hace exactamente 1662 años. Era el 5 de agosto de 358, cuando, según la tradición, la Virgen María se le apareció en un sueño al Papa Liberio y al patricio Juan, pidiéndoles que construyeran una iglesia en el lugar que él hubiera indicado. En la mañana del 5 de agosto, el monte Esquilino se cubrió milagrosamente de nieve. Desde entonces, los romanos recuerdan ese evento como “el milagro de la nieve”. Por tanto, el 5 de agosto es la fiesta de la Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor que se celebrará de nuevo este año con una misa solemne.

En cualquier caso, lo cierto es que Santa María Mayor es el primer templo cristiano del mundo dedicado a la Virgen, y que su origen se remonta al Concilio de Éfeso (año 431). Este concilio sancionó que la Virgen podía ser llamada con propiedad “madre de Dios”, y sobre este tema (la maternidad divina de María) gira toda la iconografía del templo, fue erigida un siglo más tarde por el Papa Sixto III en honor de la proclamación de María como Theotókos – Madre de Dios.

El mismo papa encargó los 42 paneles que representan escenas bíblicas y que aún adornan la nave central y el arco de triunfo.

La magnífica Basílica consta de tres naves, tiene un aire solemne y un ritmo elegante debido también a los cánones de Vitruvio según los cuales fue construida. Su monumentalidad también está ligada a la belleza de su mármol. Cuenta con magníficos frescos, pero conocidos en todo el mundo son sobre todo los maravillosos mosaicos del siglo V, encargados por el Papa Sixto III. Los encontramos a lo largo de la nave y en el arco del triunfo y resumen respectivamente los cuatro ciclos de la Historia Sagrada, cuyos protagonistas son Abraham, Jacob, Moisés y Josué, así como la infancia de Cristo.

Disfruta un recorrido virtual al interior de esta Gran Obra

http://www.vatican.va/various/basiliche/sm_maggiore/vr_tour/index-en.html

Salus Populi Romani 

En la Basílica hay también una imagen de la Virgen tan querida por la piedad popular, la Salus Populi Romani, “la salvación del pueblo romano”. El Papa Francisco es particularmente devoto de esta imagen.

Papa Francisco pede proteção à Virgem Maria para JMJ | Jornada ...

Tal es así que cuando fue elegido como Papa el 14 de marzo de 2013, el día después de su elección, se dirigió hasta esta Basílica para rezar ante la imagen de la Madre de Dios. El Santo Padre hizo de esta visita un hábito que se repite antes y después de cada uno de sus viajes apostólicos, en agradecimiento a la Salus Populi Romani.

Lluvia de pétalos – 5 de agosto

El día 5 de agosto, fiesta de la Virgen de las Nieves, en la misa solemne celebrada por el cardenal titular de esta basílica, tiene lugar una lluvia de pétalos blancos, conmemorando la milagrosa nevada que dio origen al templo. Caen durante el canto del “Gloria” sobre la zona del altar desde una abertura del techo.

El “milagro de la nieve” se remonta al 5 de agosto del año 358, cuanto era Sumo Pontífice el Papa Liberio, en el que el Santo Padre era junto a un patricio romano de nombre Juan y la esposa de este último, soñaron que la Virgen María le pedía construir una iglesia en el lugar donde encontrarían nieve fresca al día siguiente.

El sueño se produjo en la madrugada del 5 de agosto, pleno verano romano y cuando las probabilidades de nieve son remotas en la ciudad de Roma.

Sin embargo, la nevada tuvo lugar milagrosamente en la colina del Esquilino, y en su perímetro se erigió una década después el primer santuario dedicado a la Virgen María en Occidente. 

El campanario más alto de Roma

El campanario de estilo románico tiene 75 metros y es el más alto de Roma. Su construcción inició bajo Gregorio XI en 1370, a su regreso a Roma desde Aviñón.  Fue concluido casi un siglo más tarde gracias a la financiación del cardenal de Estouteville.

En su parte superior alberga cinco campanas. Una de ellas se llama «La Perdida» en recuerdo de una peregrina que, llegando a la ciudad a pie, había perdido su camino. Cuando se encomendó a la Virgen pidiéndole ayuda inmediatamente oyó el tañido de esta campana. Siguiendo su sonido llegó hasta la basílica de Santa María la Mayor. Para perpetua memoria la peregrina dejó una renta para que a las 2:00h la campana sonara. Actualmente en su lugar se encuentra otra campana donada por León XIII, mientras que la más antigua se conserva en el Vaticano.

Interior de la basílica de Santa María Mayor

El interior de la iglesia es abrumador por su inmensidad, por el esplendor de sus mármoles y la riqueza de la decoración. El efecto monumental y grandioso se debe principalmente a la forma de la estructura, construida de acuerdo con los cánones del ritmo «elegante» de Vitruvio. La basílica de Santa María Mayor mide 85 metros de largo. Está dividida en tres naves gracias a dos filas de 42 preciosas columnas con capiteles jónicos. Sobre las columnas se asienta un artístico entablamento, interrumpido cerca del ábside. En estos puntos se crearon dos arcos erigidos para la construcción de las capillas Sixtina y Paulina.

El altar y las reliquias en Santa María Mayor

El dosel que se eleva sobre el altar central fue realizado por Fuga. Ante él se encuentra la Confesión, encargada por Pío IX y construida por Vespignani, donde se conserva el relicario de la «Cuna Santa». Se trata de una preciosa urna de cristal y plata. Tiene forma de cuna y contiene piezas de madera que, según la tradición pertenecieron al pesebre donde había sido puesto Jesús.

Este relicario fue realizado por Valadier y regalado por el embajador de Portugal. La estatua de Pío IX, el Papa de la Inmaculada Concepción, en oración ante la cuna, es obra de Ignazio Jacometti y fue colocada en el hipogeo por León XIII.

La capilla Paulina en Santa María Mayor

En la nave izquierda, simétrica a la Capilla Sixtina e igualmente lujosa, es posible admirar la Capilla Paulina. Fue erigida por orden de Pablo V Borghese por Flaminio Ponzio entre 1605 y 1615. La capilla está adornada con preciosos mármoles antiguos. En su interior se hallan las tumbas de Pablo V, Clemente VIII y algunos miembros de la familia Borghese, incluyendo Paulina Bonaparte, hermana de Napoleón I.


En esta capilla se halla la imagen de la Virgen más querida por los romanos, la de «Maria Salus Populi Romani», es decir, la «salvación del pueblo romano». Es un icono bizantino que se encuentra en esta capilla desde 1611 a petición de Pablo V. Representa a María que lleva en brazos al Niño Jesús que bendice con una mano y con la otra sostiene un libro, probablemente uno de los Evangelios.

ÚNETE A NUESTRO FACEBOOK Y RECIBIRÁS EN TIEMPO REAL CADA PUBLICACIÓN DE NUESTRA PÁGINA TE ESPERAMOS.
https://www.facebook.com/unpasoaldia

Categorías:Festividad

Tagged as:

unpasoaldia

Un caminante en la fe, obediente a la Santa Iglesia y en espera de la conquista del Santo Cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: