La Sangre de Cristo, el Precio de Nuestro Redención

En él tenemos por medio de su sangre la redención, el perdón de los delitos, según la riqueza de su gracia

Efesios 1, 7-8

sabiendo que habéis sido rescatados de la conducta necia heredada de vuestros padres, no con algo caduco, oro o plata, sino con una sangre preciosa, como de cordero sin tacha y sin mancilla, Cristo.

1 Pedro 1, 18 – 19

 “Grande fue la obra de la creación, ¡SI! pero más grande todavía fue la obra de la redención.”

La Pascua: ¿Por qué tuvo que morir Jesucristo? | Iglesia de Dios Unida

Costó más redimirnos, que crearnos, PORQUE EN UNO, solo se habló la Palabra, y en el otro, hubo derramamiento de sangre. La creación fue la obra de los dedos de Dios. Pero la redención es la obra de Su brazo”.

La redención es el término que describe una de las características esenciales de la salvación. Trata específicamente con el costo de la salvación, y de la forma como Dios recibió el pago.

COMO TODA LA GENTE ES ESCLAVA DEL PECADO, y está condenada por la ley, SI NO SON PERDONADAS Y RECONCILIADAS CON DIOS, Él tiene que comprarlas de nuevo debido a su condición. Solo entonces puede Dios liberarlas de la esclavitud, y la maldición del pecado.

Rescatar es la palabra clave. Este término significa “comprar la liberación pagando un rescate” o “poner en libertad pagando un precio”. Para los griegos, esta palabra era también el término técnico de pagar dinero para comprar de nuevo a un prisionero de guerra. ¡Dios tuvo que pagar el precio de rescate por ti! ¡Y por mí!

Cuenta una historia que en tiempos de la esclavitud del siglo XIX, un hombre con dinero veía el sufrimiento de los esclavos, cómo éstos eran tratados por sus amos. Un día, este hombre, se decidió a hacer algo diferente: se decidió a comprar un esclavo, pues a pesar de tener dinero, nunca había comprado uno, ya que estaba en contra de la esclavitud. Escogió al mejor esclavo, al más caro, al más fuerte y dotado. Una vez en sus manos, le dijo al esclavo: te compré, ahora quedas libre. El esclavo, lo miró incrédulo, desconfiado, pensando que su nuevo amo lo iría a golpear. Quedas libre, vete, le ordenó el amo. El esclavo, aún incrédulo, comenzó a correr, en búsqueda de su nueva libertad, temiendo ser alcanzado por su amo. Luego de recorrer mucho camino, paró, se detuvo, pensó, y se decidió a volver donde su libertador. Al llegar a él, le dijo: “Yo era esclavo, tú me compraste a buen precio, quedé libre y, en mi libertad, he decidido servirte por el resto de mis días”. Y desde ese día, comenzó a servirle. Él fue feliz, pues su amo no era como los otros, le daba todo lo que él necesitaba: amor.

Redemption Through Christ's Sacrifice - Todd Tomasella ...

Así es la historia de salvación que Dios ha realizado en nosotros: antes éramos esclavos, fuimos comprados a un gran precio, a precio de sangre. Cristo murió y resucitó por amor a nosotros. Con eso, alcanzamos la libertad y la salvación. Y una vez libres, escogimos servir a Jesucristo, nuestro Señor.

Vivamos como hombres y mujeres libres, no como esclavos del mundo y de nuestros pecados. Él ya nos liberó y nos salvó. Sirvamos a nuestro Rey, por ello merecemos honrar tal sacrificio procurando vivir una vida que no nos esclavice.

En la medida en que el hombre hace más el bien, se va haciendo también más libre. No hay verdadera libertad sino en el servicio del bien y de la justicia. La elección de la desobediencia y del mal es un abuso de la libertad y conduce a la esclavitud del pecado.

La libertad hace al hombre responsable de sus actos en la medida en que estos son voluntarios. El progreso en la virtud, el conocimiento del bien, y la ascesis acrecientan el dominio de la voluntad sobre los propios actos.

En esta oportunidad se recuerda que Cristo ofreció su propia vida para que los pecados de los seres humanos fueran perdonados, a través de un pacto que demuestra su amor incondicional por los demás y su deseo que esparcir un mensaje de lealtad sin límites. La Redención no debe comprenderse como un mero símbolo o un hecho que tiene un comienzo y un final, sino como una invitación a reflexionar y a mejorar en todos los aspectos posibles, a hacer un uso más justo de nuestra libertad.

Oremos

El valor del sacrificio de la sangre de Yahshua Ha Mashiyah ...

Para no perderme

Dios mío, quiero estar siempre contigo
ya que solo así estoy en la verdad sin extraviar el rumbo.
Unido a Vos los pesos se hacen más livianos,
brilla más el sol y se encienden las luces apagadas.
Al creer en Vos no persigo espejismos,
no sueño con una vida fácil, no espero un camino sin espinas.
Sé que todos pasamos por el árido desierto,
sabemos del dolor y llevamos nuestra propia cruz.
Sin embargo, la fe me sostiene,
el amor me inspira y la esperanza me da alientos para insistir.
Señor, eres mi refugio y mi Buen Pastor,
eres mi fuente de energía, mi luz y mi descanso.
Cuando los discípulos iban con Jesús en la barca
lo despertaron muertos de miedo ante una tormenta.
También mi fe a veces es vacilante…
ayúdame a creer, alejar las dudas y confiar en ti sin titubeos.
Amén!

Qué es la redención y su importancia - Generación Pentecostal

Haznos buscarte siempre

Señor, tú que nos diste el que te encontráramos
y el ánimo para seguir buscándote,
no nos abandones al cansancio ni a la desesperanza.
Haznos buscarte siempre y cada vez con más ardor.
Y danos fuerzas para adelantar en la búsqueda.

Manda y ordena lo que quieras,
pero limpia mis oídos para que escuche tu voz.
Sana y abre mis ojos,
para que descubran tus indicaciones.
Aparta de mí toda ignorancia
para que reconozca tus caminos.
Dime a dónde debo dirigir la mirada para verte a ti,
y así poder cumplir lo que te agrada.
Amén.

San Agustín

ÚNETE A NUESTRO FACEBOOK Y RECIBIRÁS EN TIEMPO REAL CADA PUBLICACIÓN DE NUESTRA PÁGINA TE ESPERAMOS.
https://www.facebook.com/unpasoaldia

<strong>PATROCINANOS</strong>…

Si nos patrocinas podemos seguir evangelizando cada día, le das recompensa a nuestro esfuerzo y podemos llegar a muchas almas.

$5.00

Por qué Donar…

Cuando inicié el Proyecto, lo hice teniendo en mente un sitio bastante pequeño y sencillo. Mediante el mismo, buscaría promover la defensa de la vida, la familia y la fe católica.  Todo, movido e inspirado por un genuino amor y en fidelidad a la Iglesia Católica.

Por sus oraciones, las de mi hogar y las mías, un-paso-aldia.com ha ido creciendo y ahora requiere más dedicación y esfuerzo. A medida que aumentan los visitantes diarios al sitio, el servidor en donde se aloja su contenido, ha requerido modernizarlo dos veces incrementando los costos de funcionamiento.

Por medio de la publicidad, se generan muy pocos ingresos, que NO alcanzan para costear el funcionamiento básico del sitio y los costos asociados al mismo. Ahora, para continuar con este proyecto, me veo en la posición de tener que pedir su cooperación y  ayuda. Por favor, si es posible, colabore con este proyecto.

un-paso-aldia.com, NO recibe ningún tipo de ayuda o financiación por parte de ningún grupo o entidad, pública o privada. Necesitamos su ayuda para subsistir.  Todos los pagos se reciben de manera absolutamente segura y confidencial a través de Paypal, medio seguro mediante el cual usted puede pagar por tarjeta de crédito. Igualmente si lo quieres en privado a través de otro medio, te podré suministrar los datos para recibir tu aporte. Tu donación permitirá a cientos de miles de personas disfrutar gratuitamente de un-paso-aldia.com. Se beneficiarán de artículos que informan, animan, evangelizan, con un espíritu positivo dirigido a la mente y al corazón.

un-paso-aldia.com quiere servir y evangelizar; con este espíritu nos dirigimos a usted y le deseamos todas las bendiciones del Santo Cielo. Muchas Gracias.

Luis Alberto Sánchez S.