Menú Inicio

Clamemos Misericordia según se ora en la Biblia a Ejemplo de Mardoqueo y la Reina Ester

Narra un libro del Antiguo Testamento llamado Ester, que Mardoqueo era un judío de los deportados en tiempos de Nabucodonosor, y Había adoptado como hija a una sobrina huérfana llamada Ester. Ella fue escogida por el rey Asuero, entre las doncellas que le presentaron, para que fuera reina.

Resultado de imagen para ester 4 17 biblia catolica

Cuando el rey pasaba por entre la gente, Mardoqueo no se arrodillaba ante él, por lo que Amán segundo al mando del reino se indignó, y sabiendo que era de raza judía, decretó un edicto para que todos los de esa raza fueran exterminados.

Mardoqueo al enterarse de este edicto, en señal de dolor y tristeza rasgó sus vestiduras, se vistió con ropas ordinarias y se puso ceniza en la cabeza. De inmediato las siervas de Ester le comunican, ella al enterarse, le dice a Mardoqueo que se reúna con los judíos para que ayunen, no bebiendo ni comiendo nada durante tres días y tres noches, que ella haría lo mismo. También que se presentará ante el rey aunque tenga que morir. (Ester 4, 16).

Resultado de imagen para ester  biblia catolica

De inmediato Ester atemorizada comienza su ayuno, se despoja de sus vestiduras reales y cubriéndo su cabeza de ceniza, ora fervientemente al Señor, (Cfr Ester 4, 17), (Oración de Ester).

El Rey al verla llegar a donde él atendía, se disgusta visiblemente y ella del temor que sintió, se desmayó antes de poder pronunciar palabra. Asuero se atemorizó más aún al ver a su Reina en ese estado. Se le acercó cariñosamente para auxiliarla y preguntarle ¿qué deseaba?. Ester le dijo que ella había venido para invitarle al banquete que había preparado para él y Amán, a lo que el Rey accedió gustoso. Durante el banquete, y para mostrar su satisfacción, Asuero le dijo a Ester que le pidiera lo que más deseara, que se le concedería inmediatamente fuera lo que fuera, así fuera la mitad de su reino.

Ester habló y le pidió su propia vida, como judía que era, y la vida de su pueblo, ya que estaban condenados al exterminio por orden de Amán. Asuero, al tener conocimiento de ello, entró en cólera y furioso ordenó la muerte de Amán, que fue ejecutado en la misma horca que éste había mandado alzar para Mardoqueo.

Resultado de imagen para ester 4 17 biblia catolica

Inmediatamente se despacharon mensajeros a todas las provincias para que comunicaran la anulación del decreto de Amán, devolviendo favores a los judíos, por lo que la angustia y terror reinantes se convirtieron en júbilo y alegría. Todo ello gracias a la mediación de Ester en favor de su pueblo.

Hermosa historia que muestra una vez más la justicia y el amor de Dios, pero lo virtuoso de todo esto es que Ester en medio de la tribulación ayuna y ora, obteniendo de Dios su favor.

Ester Cap 13-14

Resultado de imagen para la oración de Mardoqueo

Mardoqueo oró al Señor, acordándose de todas sus maravillas, y exclamó:

13, 9 «¡Señor, Señor, Rey Omnipotente! Todo está sometido a tu poder, y no hay quien pueda resistir tu voluntad si has decidido salvar a Israel.
10 Tú hiciste el cielo y la tierra y cuantas maravillas existen bajo el cielo.
11 Eres Señor de todo, y nadie puede oponerse a ti, Señor.
12 Tú lo conoces todo, tú sabes, Señor, que no por insolencia, orgullo o pundonor, hice yo esto de rehusar inclinarme ante el orgulloso Amán,
13 pues gustoso besaría las plantas de sus pies por la salvación de Israel.
14 Pero yo lo hice por no rendir a un hombre gloria por encima de la gloria de Dios; no me postraré ante nadie, sino ante ti solo, Señor; y no dicta el orgullo mi conducta.
15 Ahora, pues, Señor, Dios, Rey, Dios de Abraham, perdona a tu pueblo, porque andan mirando cómo destruirnos y han deseado exterminar la heredad que fue tuya desde siempre.
16 No desprecies tu parte, la que rescataste para ti del país de Egipto.
17 Escucha mi oración, muéstrate propicio a tu heredad; convierte nuestro duelo en alegría, para que, viviendo, cantemos himnos a tu Nombre, Señor. No tapes la boca de los que te alaban.»
18 Todo Israel clamaba con todas sus fuerzas, pues tenían la muerte ante los ojos.

Resultado de imagen para La reina Ester orando

Oración de Ester

“En seguida oró al Señor, Dios de Israel, de esta manera: 4.«¡Oh Señor, nuestro rey, tú eres el Unico! Ven, pues, en mi socorro, que estoy sola y no tengo otra ayuda sino a ti, ahora que mi vida está en peligro. 5.Yo aprendí desde niña, en mi familia, que tú, Señor, has elegido a Israel entre todas las naciones y a nuestros padres entre sus antepasados para que fueran por siempre tu heredad, y has cumplido con ellos tus promesas. 6.Tú nos has entregado a nuestros enemigos porque te ofendimos, 7.adorando a sus dioses. ¡Tú eres justo, Señor! 8.Pero ellos, no contentos con imponernos amarga servidumbre, han jurado ante sus dioses. 9.suprimir las promesas brotadas de tus labios, extirpar de raíz a tu heredad, 10.tapar la boca de aquellos que te alaban, acabar con tu altar y la gloria de tu casa, y en cambio permitir que los paganos ensalcen a sus dioses, que son nada, y admiren para siempre a un rey mortal. 11.No les ofrezcas tu cetro, Señor, a los que nada son, ni permitas que se rían de nosotros. Que se vuelvan sus proyectos contra ellos y castiga, para que sirva de escarmiento, al que tramó todo esto en contra nuestra. 12.¡Acuérdate, Señor, déjate ver por nosotros, ahora que sufrimos! Y a mí dame valor, rey de los dioses, tú que estás sobre toda autoridad. 13.Pon en mi boca palabras armoniosas cuando encare al león, y haz que su corazón odie al que nos persigue para que muera con todos sus secuaces. 14.Sálvanos con tu mano y ven a socorrerme, que estoy sola, pues yo no tengo a nadie más que a ti. 15.Tú estás al tanto de todo lo que pasa y bien sabes que aborrezco la gloria de los paganos, que detesto la cama de los incircuncisos y de cualquier extraño. 16.Sabes que por necesidad estoy aquí, que no quiero este emblema de grandeza con que ciño mi frente cuando aparezco en público, que no me lo coloco los días de descanso y que, en fin, me repugna como pañito de mujer indispuesta. 17.Tu esclava no ha comido en la mesa de Amán, ni tomado parte en el banquete del rey, ni probado el vino que se ofrece a los dioses. 18.Desde que cambió mi situación hasta el día de hoy, no he tenido momentos de alegría sino en ti, Señor, Dios de Abraham. 19.Oh Dios, que superas a todos en poder, escucha la voz de estos desesperados; líbranos de las manos de los malos, y a mí quítame el miedo que me embarga.»

Resultado de imagen para ester 4 17 biblia catolica

Clamemos de todo Corazón:

Señor, perdona nuestros pecados
Señor, perdona nuestros pecados
Señor, perdona nuestros pecados

Señor, ten Misericordia de nosotros
Señor, ten Misericordia de nosotros
Señor, ten Misericordia de nosotros

Señor apiádate de nosotros
Señor apiádate de nosotros
Señor apiádate de nosotros

Dios mío, piedad y Misericordia
Dios mío, piedad y Misericordia
Dios mío, piedad y Misericordia

Santa María, ruega por nosotros
San Miguel Arcángel, batalla por nuestras almas
Santo Ángel custodio asístenos

Categorías:Biblia Historia Oraciones Persecusión Religiosa

Tagged as:

unpasoaldia

Un caminante en la fe, obediente a la Santa Iglesia y en espera de la conquista del Santo Cielo

2 replies

  1. Creeo que lo que necesitamos es esta clase de ayunó con gusto me uno a ustedes asiendo ayuno y oración para consolar a Jesús y a nuestra Madre María Santisima AMÉN 🙏

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: