Menú Inicio

MILAGRO EUCARÍSTICO DE ALCALÁ ESPAÑA, 1597

En 1597, un ladrón robó de una iglesia poco distante de Alcalá algunas Hostias consagradas y otros objetos preciosos. Días después, el mismo ladrón comenzó a tener remordimientos. Finalmente, decidió confesarse en la iglesia de los jesuitas. El sacerdote que lo confesó hizo que fueran devueltas las Hostias.