Milagro Eucarístico ALATRIITALIA, 1228

En Alatri se conserva hasta nuestros días la reliquia del Milagro Eucarístico ocurrido en el año 1228. La Catedral de San Pablo Apóstol custodia un fragmento de Hostia convertida en carne.

Una mujer joven, con el fin de reconquistar el amor de su novio buscó una hechicera. Ésta le ordenó robar una Hostia consagrada para hacer con ella una brebaje de amor. Durante una Misa, la joven logró esconder una Hostia en una tela. Llegando a su casa se dio cuenta que la Hostia se había transformado en carne sangrante. Entre los numerosos documentos que certifican el hecho, destaca la Bula del Sumo Pontífice Gregorio IX.

Panel de la Exposición Internacional de los Milagros Eucarísticos en el Mundo del Venerable Carlo Acutis

El testimonio más acreditado de este Milagro se encuentra en la Bula Fraternitas tuae, escrita por el Papa Gregorio IX (13 de marzo de 1228) en respuesta al Obispo de Alatri, Juan V. El texto dice así:

La Bula del Papa Gregorio IX - 1228 - Archivo histórico del Capítulo de la Catedral
Bula Papal 1228

“Gregorio Obispo, Siervo de los siervos de Dios al Venerable Hermano Obispo de Alatri, salud y bendición Apostólica. Hemos recibido su carta, hermano queridísimo, en la cual nos informaba de cómo una cierta joven, sugerida por el pésimo consejo de una maléfica mujer, después de haber recibido del sacerdote el Cuerpo sagrado de Cristo, lo mantuvo en la boca hasta el momento en el que encontrando una ocasión favorable, lo pudo esconder en una tela en la que, después de tres días, encontró el mismo Cuerpo de Cristo que había recibido en forma de pan, pero esta vez, transformado en carne, como hasta el momento se puede constatar con los propios ojos. Siendo que tanto la una como la otra mujer te han revelado todo esto con humildad, deseas nuestro parecer acerca del castigo por infringir a las culpables.

En primer lugar,debemos dar gracias con todas nuestras fuerzas a Aquél que, aún obrando todo en modo maravilloso, sin embargo, en algunas ocasiones repite milagros y suscita nuevos prodigios para que, fortaleciendo la fe en la verdad de la Iglesia Católica, sosteniendo la esperanza, volviendo a encender la caridad, llamando a los pecadores, convierta a los pérfidos y confunda la maldad de los herejes. Por lo tanto, hermano queridísimo, por medio de esta carta apostólica, disponemos que tú inflijas un castigo más suave a la joven, ya que consideramos hayan realizado tal delito más por debilidad que por maldad, especialmente porque debemos creer que se haya suficientemente arrepentido en el confesar el pecado.

En cuanto a la instigadora, que con su perversión empujó la consumación del sacrilegio, después de haberle aplicado las medidas disciplinarias que creemos oportuno confiarlas a tu criterio, impón que, visitando a los Obispos más cercanos, confiese humildemente su reato, implorando, con devota sumisión, el perdón”.

El Sumo Pontífice interpretó el episodio como un signo contra la difusión de las herejías que atacaban la verdad de la presencia real de Jesús en la Eucaristía y otorgó el perdón a las dos mujeres arrepentidas.

La reliquia de la partícula transformada en carne ahora se conserva en un santuario, custodia, exhibido permanentemente en una capilla en la nave derecha de la Basílica Co-Catedral de San Paolo, en la Acrópolis de Alatri.

Imagen relacionada
Acercamiento al prodigio


Cada año, el Municipio de Alatri, en colaboración con la Asociación Cultural Coro Ernico, con la Diócesis de Anagni Alatri y con la Parroquia de S.Paolo Apostolo, organiza una exposición fotográfica y una revisión de la música coral, eventos que, en corolario de la Las celebraciones religiosas, renuevan y transmiten el sentimiento de gratitud de la ciudad por haber sido elegida como testigo de un gran prodigio.

Imagen relacionada
Custodia donde se encuentra la reliquia del Milagro

En ocasión al 750° aniversario se acuñó una medalla conmemorativa que representa en una cara la fachada de la Catedral, teniendo en la parte superior el relicario de la Hostia Encarnada; en la otra cara, la figura del busto del Papa Gregorio IX con la Bula Pontificia.

Resultado de imagen para Milagro Eucarístico de Alatri
Medalla acuñada en honor al 750 ° aniversario del Milagro, en 1978

Relato del Milagro Eucarístico

En este contexto, se desarrolla la historia de Alatri.

 “Una niña, poco más que una adolescente, lloraba por un amor que ya no se pagaba, se convirtió en hechicera para recuperar a la amada de su corazón (el Padre Nasuti escribe en su libro dedicado a la narración de los 17 milagros eucarísticos que ocurrieron en Italia).
La hechicera, como solución, sugirió conseguirle un anfitrión consagrado, con el que pudiera preparar un filtro de amor efectivo “.
“Ve, dijo, tráeme de tu iglesia un anfitrión que esté consagrado y te daré un filtro portentoso que devolverá a tu hijo a tu corazón.
La niña ingenua, para recuperar el Sujeto de su deseo, terminó mordiendo, silenciando el momento en que se escuchaba la débil voz de la conciencia.
– Pero es una pena! dijo la chica “¡Cállate! Tonto! ¿Quieres recuperar a tu novio? – Sí. – Entonces, sigue mis instrucciones; mañana ve a tu iglesia, asiste a la celebración de misa. Y luego, en el momento adecuado, acércate a la recepción de la comunión y sin prestar atención, te recomiendo, date prisa para envolver al anfitrión consagrado por el sacerdote en un pañuelo o en un lienzo. Ahora ve y luego cuando tengas el anfitrión, vuelve a mí “.
Sin aliento, con el corazón hinchado, la niña al día siguiente fue a misa e hizo la comunión, se las arregló sin ser vista para traer a casa al anfitrión consagrado envuelto en un pañuelo. escondió el armario de pan dentro.
Pasó una noche terrible, desgarrada por la duda de si completar la intención sacrílega o devolver la carga sagrada al Sacerdote.
Así que pasaron tres días en un tremendo giro: ¿qué hago? Cuando se decidió llevar al anfitrión consagrado a la hechicera, abriendo el aparador, se sorprendió: en lugar del anfitrión blanco, encontró una hueste de carne viva.
Oh dios, oh dios! la pobre niña sacrílega comenzó a sollozar, consternada. Que hago
Huyó de la casa asustado; Cuando llegó a la iglesia, se volvió hacia el sacerdote y lloró confesando su terrible pecado.
El ministro de Dios fue a recoger el paquete y se lo entregó al Obispo, que era John V. El Obispo se apresuró a comunicar las noticias al Sumo Pontífice Gregory IX, por escrito, pidiendo consejo sobre qué hacer.

Imagen relacionada
Mural que cuenta la historia

Fuente: Exposición Internacional de los Milagros Eucarísticos en el Mundo del Venerable Carlo Acutis

Informes: +57 3108571644