Oración de consagración de nuestro pueblo a los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María

Así, sus pueblos entregados a mi Sagrado Corazón y al Corazón Doloroso e Inmaculado de mi Madre encontrarán la paz, la concordia, la libertad según el Evangelio y el progreso de las almas. Haced la consagración de vuestros pueblos antes de la hora final y serán rociados con la Sangre del Cordero.