Menú Inicio

Revelaciones a Videntes del Viaje de María y José a Belén [antes de la natividad]

A través de los tiempos varios videntes recibieron visiones del viaje de María y José a Belén. Así como sobre las particularidades del nacimiento de Jesús. Además hay estudios que extrapolan lo que dice la Biblia y algunos evangelios apócrifos para dar más detalles.

Todo suma para reconstruir lo que pasó.

La Natividad del Señor es un evento en la Sagrada Escritura que se detalla con cierta amplitud pero sin dar detalles. Se mencionan los pastores, los magos, la ubicación del nacimiento, e incluso el pesebre. 

Pero además, la tradición mantiene la naturaleza de la virginidad de la Mater antes, durante y después de la Natividad.

Y por ella sabemos los animales que había en el pesebre.

En este artículo vamos a hacer una comparación entre videntes y al final podrás leer los textos completos de las visiones,

¿QUÉ PODEMOS INFERIR DEL VIAJE?

Piensa en una pareja que sale de un pequeño pueblo llamado Nazaret, una ciudad pequeña (de apenas 300 almas) en que no había ni siquiera una carretera que desembocara allí, sólo un camino para andar a pie.

Ella con José fueron caminando unos 120 kilómetros al sur por un terreno muy accidentado a Belén. Y estas no son pequeñas colinas, son montañas.

El único lugar donde el viaje es mencionado en la Biblia es en Lucas:

“Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta”. (Lucas 2: 4-5)

El Protoevangelio de Santiago, un Evangelio apócrifo escrito probablemente hacia el año 145, dice que José usó un burro para llevar a María a Belén.

“Y ensilló su burra, y puso sobre ella a María”.

Así que sabemos que desde los primeros tiempos los cristianos tenían la imagen de María montada en un burro antes de Navidad.

La distancia desde Nazaret a Belén es de 120 kilómetros.

Un hombre puede viajar a pie quizás 30 kilómetros por día en forma normal.

Por lo que normalmente tardaría aproximadamente 4 días en viajar desde Nazaret a Belén (suponiendo un viaje sólo durante el día).

Algunos cristianos dicen que José era un hombre mayor, y también según la tradición María estaba en estado de embarazo y por lo tanto no podía caminar esta larga distancia. 

Existía el temor de aborto involuntario también. Esto hace que el viaje fuera más largo de lo normal.

Resultado de imagen para maria y jose buscan refugio en Belem

Por lo que mínimo demoraron 4 días, y tal vez 5 o 6 días.

Samaria se extendía entre Galilea y Judea donde estaba Belén.

Ladrones y otros delincuentes acechaban a lo largo de los caminos en busca de objetivos vulnerables.

Sin duda un hombre que acompañaba a una mujer embarazada era un blanco vulnerable.

Y aunque la Escritura no menciona tal robo o asalto, José y María sabían esto.

Las Escrituras guardan silencio si les acompañaron amigos. 

Sin embargo, dados los peligros, era impensable que la gente viajara sola por estas rutas, o incluso en pareja.

Por el contrario, las personas viajaban en grupos para su seguridad. 

Sin embargo, parece probable que José y María hubieran tenido dificultades para mantenerse al ritmo de un grupo, dada la condición de María.

Ahora veremos que dicen los místicos de ese viaje.

Resultado de imagen para maria y jose buscan refugio en Belem

CÓMO DESCRIBEN LAS MÍSTICAS EL VIAJE A BELÉN Y LAS PROLEGÓMENOS DEL NACIMIENTO

Heidi Frechin realiza una comparación pormenorizada de las visiones de las místicas Santa Brígida de Suecia, Beata Ana Catalina Emmerich, Venerable María de Agreda y María Valtorta.

Todas coinciden que la Sagrada Familia recibió el aviso de que había un edicto de un censo. 

Tres de ellas coinciden en que San José estaba preocupado sobre qué acción tomar, debido a que su mujer estaba en el final de su embarazo.

Además están de acuerdo en lo que respecta a como se tomó la decisión de ir con María, porque la Mater entendió que el niño debía nacer en Belén para cumplir las profecías. 

Hay ciertas diferencias en las narraciones de cómo viajó la familia a Belén.

Emmerich establece que tomaron una carretera secundaria montada María en un burro joven.

Pero de acuerdo con Valtorta y Agreda tomaron la carretera principal. 

Un pequeño detalle que los místicos están de acuerdo es que la Mater llevó con ella los pañales para el bebé.

María Valtorta y María de Agreda, incluso especifican que las ropas se colocaron en una pequeña maleta.

Dos de las místicas describen la dificultad que tuvo San José en la adquisición de un burro para su viaje y sus preocupaciones acerca de dónde se quedarían.

Pero Emmerich describe que varios burros le fueron dados a él por Santa Ana, como se le había hecho un hábito frecuente proveer de muchas de las necesidades de la santa familia.

De hecho, afirma que había cercanía entre las dos familias en el tiempo que vivió Santa Ana.

Ana Catalina describe un “ángel mensajero” que fue enviado a San José para decirle que el niño iba a nacer en Belén, pero ella no tuvo en cuenta su presencia a lo largo de la travesía.

Según María de Agreda, había miles de ángeles presentes, los cuales la Virgen era capaz de ver. 

María Valtorta describe a la Mater reconfortado a San José diciéndole que ellos serán guiados por los ángeles.

Las místicas también describen los acontecimientos que se produjeron a lo largo del recorrido.

Tanto María de Agreda como María Valtorta describen que la Mater era capaz de ver a la gente de una manera diferente. 

Resultado de imagen para maria y jose buscan refugio en Belem

Y María Valtorta señala que ella veía a cada persona, no como la parte exterior o como miembro de la multitud, sino de forma individual. 

Existe un consenso sorprendente sobre lo que ocurrió una vez que la Sagrada Familia llegó a Belén.

Las místicas describen una escena en la que San José fue de puerta en puerta y fue rechazado muchas veces.

Esta fue una experiencia muy dolorosa para él porque pensaba que no sería capaz de mantener a su esposa que estaba esperando.

Las místicas coinciden también en que la Mater lo consoló cuando regresó. 

El pesebre o establo al que llegaron fue un último recurso. 

Hay un cierto desacuerdo sobre cómo se enteraron del pesebre sin embargo.

Ana Catalina recuerda que era un lugar en que San José solía esconderse de sus hermanos cuando vivía allí cuando niño.
.
Mientras que María Valtorta y María de Agreda cuentan que tuvieron asistencia local guiándolos al pesebre.

Además, las místicas coinciden en que el pesebre donde nació el Salvador estaba hecho de roca, y las tres místicas coinciden también en que había un buey y un asno presentes en el establo.

Una vez en el pesebre, las místicas describen la lucha para hacer la vivienda más adecuada. 

Describen los esfuerzos de San José para que María se sintiera más cómoda y cálida.

Inmediatamente antes del nacimiento, las cuatro místicas relatan que José dejó a María en su privacidad y ambos entraron en oración. 

De acuerdo con las descripciones, los dos estaban en éxtasis. 

Resultado de imagen para maria y jose buscan refugio en Belem

MÁS DETALLES

Raphael Brown en La Vida de María según lo visto por los místicos da algunos detalles más de las visiones de las místicas.

Ellos [María y José] llegaron a Belén a las cuatro de la tarde y se abrieron paso entre la multitud a un gran edificio donde los funcionarios públicos estaban tomando el censo y en la recaudación de impuestos.

María descansó en un campo y varias mujeres generosamente le dieron algo de comer.

San José entró en una habitación grande, donde se le pidió su nombre y ocupación.

Respondió que no era dueño de ninguna propiedad, sino que vivía de su trabajo manual.

Más tarde, cuando el sol bajaba, comenzaron a buscar un alojamiento.

Mientras María esperó al final de la calle, José fue de casa en casa, llamando a las puertas de sus parientes y conocidos, pero no fue admitido en ninguna parte y en muchos lugares encontró negativas duras e insultos.

Cada vez que volvía a María estaba más molesto.

En un extremo del pueblo encontraron un gran árbol, y al abrigo de sus ramas extendidas María esperó descansando durante mucho tiempo, primero de pie y luego sentada con las piernas cruzadas debajo de ella.

Resultado de imagen para maria y jose buscan refugio en Belem

Muchas personas pasaban y miraban mientras estaba sentaba allí, con paciencia y humildad, con su largo vestido blanco y velo, con las manos cruzadas sobre el pecho y la cabeza baja.

Finalmente, alrededor de las nueve. San José regresó, estaba fuera de sí, llorando y temblando de dolor.

María lo consoló con ternura. Entonces él le dijo del refugio de pastores fuera de la ciudad. 

Y ella dijo:

“Eso será muy satisfactoria para mí. Con amor abracemos la pobreza, querido José, y vayamos con mucho gusto allí donde el Señor nos guía” 

De inmediato se puso a limpiar la cueva con sus propias manos, con humildad y reverencia.

San José se apresuró a hacer lo mismo y los ángeles les ayudaron. 

A continuación inició un fuego, ya que estaba muy fría, y comieron una cena frugal, su alma estaba rebosante de felicidad ante la idea de la inminente encarnación.

Después de recitar algunas oraciones, junto con María, San José llenó el pesebre con paja y musgo y colocó un abrigo sobre ella. 

Luego se retiró a la entrada de la cueva.

Mirando hacia atrás, vio a la santa Madre de Dios, rogando de rodillas, rodeada de llamas de luz sobrenatural deslumbrantes. 

Lleno de temor reverente, se tiró en el suelo y pronto fue arrebatado en un sueño extático.

Mientras, María estaba de rodillas, con los ojos levantados al cielo y con las manos juntas sobre el pecho.
.
Su semblante emitía rayos de luz como el sol, y brillaba en indescriptible grandeza, toda inflamada con el amor de Dios.

Su cuerpo se hizo tan espiritualizado con la belleza del cielo que ya no se parecía a una criatura humana y terrenal.

Resultado de imagen para maria y jose buscan refugio en Belem

Esto relatos agregan muchos otros datos, especialmente las connotaciones de los lugares por los que pasaron en la travesía y sus historia posterior en la vida de Jesús.

Así como la historia anterior que tenían los lugares.

Fuente: Foros de la Virgen 2017

Categorías:Apologética Festividad Historia María Navidad

Tagged as:

unpasoaldia

Un caminante en la fe, obediente a la Santa Iglesia y en espera de la conquista del Santo Cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: