Devoción Reparadora Eucarística de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María

La Adoración Eucarística constituye el acercamiento más intenso a la Presencia de Jesús Eucaristía. En ese silencio sanador nuestro amoroso Redentor nos pide desde Su Getsemaní, aún presente hoy, que velemos junto a Él: Amando, Reparando y Acompañándolo en Su dolor, dolor invisible pero palpable para el corazón que, tocado por el campanario de Su llamado, sabe y conoce de Su Presencia. Almas, respondamos entregándonos a esta Hora Santa de reparación con premura, que nuestro Señor no tenga que retornar repetidamente a despertarnos y a pedirnos que lo acompañemos.