Letanía Al Señor Crucificado Para Alcanzar La Paciencia En Las Aflicciones

En la vida hay momentos en los que se nos acaba la paciencia, cuando estamos a punto de perder los papeles necesitamos la ayuda de Dios, y estas oraciones pueden servir.

Dadme paciencia, crucificado Señor.

-Cuando juzguéis oportuno someterme a la prueba de la tribulación,

-Cuando me vea agobiado por todas partes de apuros y contrariedades,

-Cuando me falte lo que más necesito,

-Cuando tenga que sufrir las inclemencias del tiempo, el rigor de las estaciones,

-Cuando sienta arder en mis miembros el fuego de la fiebre,

-Cuando me vea sumido en la enfermedad,

-Cuando deseare en vano para mis ojos desvelados un sueño reparador,

-Cuando el mal seque y consuma lentamente mi carne y mis huesos,

-Cuando vengan a llamar a mi puerta las aflicciones de cualquier clase que sean,

-Cuando interiores desolaciones tengan oscurecido y como anublado mi espíritu,

-Cuando me vea en peligro de ser vencido por la tentación,

-Cuando me vea precisado a reprimir la vivacidad de mi carácter,

-Cuando por excesivo abatimiento se me haga enojosa la vida,

-Cuando me vea hecho carga pesada para mi mismo y para los demás,

-Cuando no halle en torno de mí más que motivos de tristeza,

-Cuando me sienta impotente para todo bien,

-Cuando a pesar de mis esfuerzos, vuelva a caer en las mismas faltas,

-Cuando la sequedad interior parezca extinguir en mi todo fervoroso deseo,

-Cuando mil pensamientos importunos vengan a distraerme en la oración,

-Si permitís que sufra contradicciones,

-Si permitís que tenga que luchar con genios difíciles,

-Si permitís que me humillen,

-Si permitís que me contristen,

-Si permitís que me abandonen mis amigos,

-Si permitís que sea víctima de la injusticia.

-Si permitís que me persiga la calumnia,

-Si permitís que me vuelvan mal por bien,

-Si permitís que me hieran con insultantes palabras,

Dadme paciencia, crucificado Señor.

ORACIÓN

¡Oh Dios mío, que habéis dispuesto se salven vuestros escogidos por medio de los sufrimientos y de la Cruz! Ayudadme a soportar los míos con el espíritu de paciencia y resignación de que nos ha dejado Vuestro unigénito Hijo Jesucristo tan grandes ejemplos, y haced que en todas nuestras aflicciones, ya del alma, ya del cuerpo, repitamos con fe y sumisión las tiernas palabras que os dirigió él en medio de su dolorosa agonía. Padre mío, no se haga mi voluntad, sino la vuestra!” Amen.

Oración para ser paciente

Señor Jesús, al contemplar tu inmenso Amor por nosotros, y verte en tu Pasión, tan herido y despreciado, vengo a darte GRACIAS porque a través de tu dolor, nos salvaste y redimiste.

Necesito pedirte PERDÓN: por haber sido tan impaciente conmigo misma, contigo y con los demás, por desesperarme con las diversas cruces que he tenido que abrazar, por mis intolerancias de querer todo de inmediato y bajo control, por mis enojos al no poder cambiar como me hubiera gustado, por mis rebeldías de no aceptarme como soy.

Ayúdame a aprender con paciencia: que el Amor vence al odio, que tu Misericordia transforma los males en bienes, que ningún dolor ofrecido al Padre junto a los tuyos, puede quedar estéril, Que es posible asumir con gozo y paz tu “yugo suave” y tu “carga ligera”.

Quiero Amar como Tú amas, servir como Tú sirves, y proclamar con alegría que mis dolores los hiciste tuyos, y tu PACIENCIA la hiciste mía. Amén.

Anuncios