Especial: 12 de octubre de 2006, celebramos la Pascua del Ciberapóstol de estos tiempos Carlo Acutis.

El emotivo testimonio de la madre del joven ciberapóstol de la Eucaristía

“Quería que las personas comprendieran la importancia de la Eucaristía”. Con esa frase explica la madre de Carlo Acutis, el adolescente fallecido de leucemia que ofreció su enfermedad por la Iglesia y cuyas virtudes heroicas fueron reconocidas el pasado 5 de julio de 2018, la estrecha relación entre su hijo y la Eucaristía.

En una entrevista publicada por la Agencia SIR, Antonia Salzano, la madre de Carlo, asegura que la noticia de la decisión del Papa Francisco de declarar venerable a Carlo “fue una bella sorpresa. No nos esperábamos esta decisión tan rápidamente”.

Acutis, nacido el 3 de mayo de 1991 en Londres aunque más tarde se trasladaría con su familia a Milán, mostró a lo largo de su vida un gran compromiso con la evangelización y la catequesis. Para ello, además de su implicación en la parroquia, no dudó en poner su afición a la informática al servicio del Evangelio.

De esa manera, creó exposiciones virtuales sobre temas de fe. En concreto, destacó la exposición que realizó cuando tenía 14 años sobre los milagros eucarísticos en todo el mundo. Expertos en informática que han estudiado sus trabajos consideran que, a pesar de ser solo un adolescente, Carlo era un genio de la tecnología.

Gracias a ello, Carlo consiguió una notable influencia en la difusión de la fe, y muchos educadores y catequistas continúan usando aún hoy las herramientas ideadas por él para difundir el Evangelio.

En la entrevista con SIR, su madre explica que, tras hacerse público el reconocimiento de sus virtudes heroicas, “recibimos correos electrónicos de todas las esquinas del planeta. La decisión del Papa es motivo de consuelo para todos aquellos que, jóvenes o educadores, se refieren a Carlo como modelo para evangelizar”.

En otra parte de la entrevista, Antonia Salzano habla de la responsabilidad de ser la madre de Carlo Acutis: “Si yo no me santifico, el día de mañana deberá venir mi hijo a buscarme al Purgatorio. Es indudablemente una gran responsabilidad, pero me produce mucha satisfacción ver cuánto bien está haciendo Carlo”.

La madre de Carlo explica también que la especial relación de su hijo con la Eucaristía comenzó tras hacer la primera comunión a los 7 años. “Desde aquel momento, nunca faltó a su cita cotidiana con la Misa, y un poco de adoración eucarística antes y después de la celebración”.

“Para él era fundamental: si hacíamos un viaje, su preocupación era encontrar una iglesia cerca del hotel. Este amor por la Eucaristía, que él llamaba ‘mi autopista para el Cielo’, lo llevó a estar presente en la vida parroquial. Alrededor de los 11 años se le pidió ayudar en la catequesis y luego ser catequista”.

Cuenta cómo “pasaba las horas preparando los paneles y los escritos. Durante el verano se dedicaba a esto en vez de salir con los amigos. Fue un sacrificio, pero se lo dejaba hacer porque no perjudicaba su vida de estudiante”.

Fruto de esa intensa preparación de las catequesis surgió lo que, más tarde, fue denominado como el “kit para hacerse santo”: la Misa, la Comunión, el Rosario, la lectura diaria de la Biblia, la confesión y el servicio a los demás.

El objetivo de la santidad queda resumido en una de sus frases: “Nuestra meta debe ser el Infinito, no el finito. El Infinito es nuestra Patria. Desde siempre el Cielo nos espera”.

Cuando descubrió que tenía leucemia, Acutis ofreció sus sufrimientos por el Papa y la Iglesia Católica. Murió el 12 de octubre de 2006 en la fiesta de la Virgen del Pilar, con solo 15 años de edad.

Tras la muerte de Carlo, su madre tuvo otros hijos cuatro años después. En la entrevista señala que, aunque no lo conocieron, sienten a Carlo cercano, “le rezan. Son niños particularmente devotos. La figura de Carlo la viven con serenidad”.

Antonia Salzano reflexiona en la entrevista sobre la profunda vida espiritual de su hijo: “Carlo decía que se hacen filas kilométricas para asistir a un concierto o a un partido de fútbol, pero en cambio delante del sagrario está vacío. Nosotros somos más afortunados que aquellos que vivieron con Jesús porque podemos salir de casa y caminar hasta la iglesia más cercana para tener Jerusalén con nosotros”.

“Carlo quería que la gente comprendiera este don inmenso. Dios está con nosotros, y esto debe ser motivo de felicidad y de esperanza para todos. Incluso cuando debemos soportar las cruces, porque Carlo decía que ‘al Gólgota subiremos todos’. Podemos santificarnos durante ese camino”, concluye.

“Todos nacen como originales, pero muchos mueren como fotocopias”: Carlo Acutis

Antes de morir, el 12 de octubre de 2006, aclaró, para los que tuvieran dudas sobre la “injusticia” de Dios en su prematura partida: Estoy feliz de morir porque he vivido mi vida sin desperdiciar ni un minuto haciendo cosas que no hubieran agradado a Dios“.

Michelangelo Tiribilli, entonces abad de la abadía territorial de Montel Oliveto Maggiore, escribió en el prólogo de una biografía de Carlo: “Al mirar a este adolescente como uno de ellos y como alguien que fue cautivado por el amor de Cristo, que le permitió experimentar la alegría pura, [los adolescentes de hoy] estarán en contacto con una experiencia de la vida que no quita nada de la riqueza de su adolescencia, pero que en realidad la hace más valiosa“.

Y terminaba diciendo el buen abad una verdad como un puño: “El testimonio evangélico de nuestro Carlo no es sólo un estímulo para los adolescentes de hoy, sino que provoca que los párrocos, los sacerdotes y los educadores se planteen la validez de la formación que les dan a los chicos de nuestras comunidades parroquiales y qué hacer para que esta formación sea incisiva y eficaz”.

En otras palabras: no consideren a las niñas y los niños, a los jóvenes de hoy, inclinados sobre la pantalla de sus ordenadores o de sus smartphones como incapaces de penetrar en los misterios de la fe.

Más aún –y el testimonio de Carlo Acutis lo corrobora—quizá sean los únicos todavía capaces de penetrar el Misterio.

Carlo Acutis (Londres, Inglaterra, 3 de mayo de 1991-Monza, Italia, 12 de octubre de 2006) fue un adolescente católico italiano, que ha sido proclamado venerable por la Iglesia católica.

Biografía

Sus padres, Andrea y Antonia Salzano, son naturales de Milán pero se encontraban en Londres, temporalmente por motivos laborales. Carlo Nació el 3 de Mayo de 1991 y recibió el sacramento del bautismo el 18 de Mayo en la parroquia “Our Lady of dolours” (Nuestra Señora de los Dolores)

En septiembre de 1991 regresan a Milán. Allí Carlo asistió a la escuela primaria de las Hermanas Marcelinas.   

Desde muy joven, procuró vivir su fe en todos los aspectos de su vida. El 16 de Junio de 1998, a los 7 años, recibió el sacramento de la Comunión en el Monasterio de la Bernaga en Perego​y comenzó su amor a la Eucaristía, a la que llamó “mi autopista hacia el cielo”​. Diariamente asistía a Misa y rezaba el rosario​. Sus modelos fueron san Francisco y santa Jacinta Marto, santo Domingo Savio, san Luis Gonzaga y san Tarcisio. En el año 2005 ingresó  al Liceo Clásico León XIII, dirigido por los jesuitas.

Primera Comunión

En su adolescencia pasaba tiempo con su familia y sus amigos. También dedicaba parte de su tiempo en ayudar a personas sin hogar, como voluntario en los comedores populares, y como catequista.​ Entre sus pasiones estaba la informática, por la que mostró un gran talento,  que utilizó para testimoniar la fe a través de la creación de sitios web. Por esta razón, se ha pensado en él como posible patrono de Internet.

Exposición sobre los Milagros Eucarísticos en el mundo

Recorrido de la Exposición Internacional de los Milagros Eucarísticos en el mundo del Venerable Carlo Acutis

Aficionado a la informática, Carlo ideó y organizó un material audiovisual relacionado con sus creencias religiosas acerca de la Eucaristía y los milagros eucarísticos siendo precursor del uso de estos materiales para la difusión masiva de contenidos religiosos. Fruto de su trabajo, fue una exposición sobre los Milagros Eucarísticos en el mundo. La exposición, que recoge un total de 136 milagros, se ha difundido por los cinco continentes. Sólo en los Estados Unidos ha llegado muchas parroquias, y a cien universidades norteamericanas; en el resto del mundo, a cientos de parroquias y algunos de los santuarios marianos más famosos, como: Fátima, Lourdes y Guadalupe.

“La Eucaristía es mi autopista hacia el Cielo”

En su juventud Carlo sintió una inquietud vocacional:
“En el verano de 2006,  le preguntó a su madre: ¿Tú crees que debo ser sacerdote? Ella respondió: Lo irás viendo tú solo. Dios mismo te lo irá develando”

Enfermedad y fallecimiento

A principios de octubre del 2006, Carlo enfermó. Parecía una gripe normal y corriente, pero era una leucemia del tipo M3, la más corrosiva. Les dijo a sus padres: «Ofrezco al Señor los sufrimientos que tendré que padecer por el Papa y por la Iglesia, para no tener que estar en el Purgatorio y poder ir directo al cielo». Cuando la enfermera le preguntaba cómo se sentía con esos dolores, Carlo respondía: «Bien. Hay gente que sufre mucho más que yo. No despierte a mi madre, que está cansada y se preocuparía más».​ Pidió la unción de los enfermos y tres días después del diagnóstico, el 12 de octubre a las 6:45 fallecía en el hospital San Gerardo de Monza. 
Antes de conocer su enfermedad, Carlo hizo un vídeo donde dijo que si moría le gustaría que lo enterraran en Asís. Por ello ha sido enterrado allí. 

Fama de santidad

El día de su funeral, tanto la iglesia como el cementerio estaban llenos de gente. Su madre recuerda que había gente que ella no conocía. Personas sin hogar, inmigrantes, mendigos, niños… Un montón de gente que le hablaban de Carlo. De lo que él había hecho por ellos.
Existen más de doscientos sitios y blogs que hablan sobre él en diferentes idiomas. Ya hay muchas historias de conversión relacionadas con él, que ocurrieron tras su muerte. Los padres reciben cartas y solicitudes de oración de todo el mundo, y gran parte de este material fue recolectado durante la fase de beatificación diocesana.


Proceso de canonización

El papa Francisco lo declaró venerable el 5 de julio del año 2018, continuando con el proceso de canonización que se había sido iniciado el 15 de Febrero del año 2013 por el cardenal Angelo Scola, en la Arquidiócesis de Milán y esta fase diocesana finalizó el 24 de Noviembre del año 2016.

Carlo está incluido en el listado de jóvenes testigos del sínodo de los obispos: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” (3-28 de Octubre, 2018)

Exhumación y traslado del cuerpo de Carlo Acutis


El Miércoles 23 de enero de 2019, los restos mortales del Venerable Carlo acutis, en virtud de las leyes canónicas, fueron exhumados. 
El traslado de los restos comenzó el 5 de abril de 2019 con su llegada a la Basílica de San Francisco de Asís, seguida de una procesión hasta la Iglesia de San Ruffino, donde hubo una vigilia de jóvenes.
En la Misa durante la vigilia, el Arzobispo de Spoleto-Nurcia, Mons. Renato Boccardi, destacó también la figura de otro joven italiano, el beato Pier Giorgio Frassati. “Carlo fue un joven normal, extraordinario en lo ordinario. Al igual que Pier Giorgio, también Carlo recibía cada día la visita de Jesús en el pan eucarístico y devolvía las visitas acogiendo y ayudando a los pobres”, dijo el Arzobispo.
El sábado 6 de abril, el cuerpo del venerable fue trasladado en un féretro de madera al “Santuario del Despojo”. “Estamos aquí para sepultar sus restos mortales en este Santuario, para que su luz se encuentre y se funda con aquella que hace ocho siglos brilló en Francisco y que hace de Asís una ciudad especial. Francisco y Carlo ahora están indisolublemente unidos. Juntos, los cantores de la vida y el bien, germen del horizonte de una humanidad marcada por una crisis de época”, expresó Mons. Sorrentino en su homilía.
Finalmente, el cuerpo fue sepultado en un monumento sepulcral en la nave derecha del Santuario donde cientos de fieles rindieron homenaje a Carlo.

El Santo Padre Francisco recuerda a Carlo Acutis

El legado de Acutis también ha sido recordado por el Papa Francisco en su reciente exhortación apostólica Cristo Vive (104-107), publicada el 2 de abril de 2019 tras el Sínodo de los Jóvenes celebrado en Roma en octubre de 2018.
En el documento, el Santo Padre afirma que a pesar de que el mundo digital puede ponernos ante el riesgo del ensimismamiento, del aislamiento o del placer vacío, “cabe destacar que hay jóvenes que también en estos ámbitos son creativos y a veces geniales, como lo era el joven venerable Carlo Acutis” -escribe Francisco- recordando que su vida y su testimonio demuestran cómo la santidad es posible en todas las edades.

Oración oficial para solicitar la Beatificación y Canonización del Siervo de Dios Carlo Acutis


Oh Padre, que nos has dado el testimonio ardiente, del joven Venerable Carlo Acutis, que convirtió la Eucaristía en el centro de su vida y la fuerza de su dedicación cotidiana para que los demás también Te amaran sobre todas las cosas, haz que pueda formar parte de los Beatos y los Santos de tu Iglesia.
Confirma mi fe, alimenta mi esperanza, fortalece mi caridad, a imagen del joven Carlo, que, creciendo en estas virtudes, ahora vive a Ti. Concédeme la gracia que tanto necesito…
Confío en Ti, Padre,y en tu amadísimo Hijo Jesús, en la Virgen María, nuestra dulcísima Madre, y en la intercesión de Tu Venerable Carlo Acutis. Amén.

Más información en el sitio oficial de la Asociación Carlo Acutis
Cabe recordar que hay cinco etapas en el proceso oficial de la causa de los santos:
1- Postulación: se presenta y da a conocer la intención de elevar a la santidad a esa persona, y se recaban datos biográficos y testimonios. 2- La persona es declarada «sierva de Dios». 3- La persona es declarada «venerable». 4- Beatificación: la persona es declarada «beata» si se prueba la existencia de un milagro debido a su intervención.5- Canonización: la persona es declarada «santa» cuando puede atribuírsele un segundo milagro.

Carlo Acutis


Traslado del cuerpo del Venerable Carlo Acutis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s