Menú Inicio

EL ÁNGELUS DE SAN JOSÉ

Dios quiere revelar su Amor Misericordioso a todos los hombres, a todos los corazones. Pero cuando Dios revela su Amor y Misericordia, algunos corazones, con mucha humildad, reciben este Amor Misericordioso; y otros corazones simplemente lo rechazan o son indiferentes. 
También a Mí, José de Nazaret, Dios me reveló su Amor Misericordioso, y acepté este Amor, y al recibir este Amor la Reina Celestial cultivó ese Amor en Mí y Ella me condujo hacia el Corazón del Hijo. 
Ese mismo camino, de ser un verdadero devoto de los Sagrados Corazones Unidos, es el que mi Casto y Amante Corazón viene a revelar a la humanidad y a la Iglesia. ( Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José, Apostolado de los Sagrados Corazones)

V. El ángel del Señor se apareció en sueños a José.
R. Para que no repudiara a María.

Dios te salve, José, rico eres en gracia, el Señor es contigo.
Bendito tú eres entre todos los varones y bendito es el fruto del vientre de María, Jesús.
San José, padre del Hijo de Dios,
ruega por nosotros pecadores ahora
y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

V. José, hijo de David, no temas recibir a María, tu Esposa.
R. Pues lo concebido en ella es obra del Espíritu Santo.

Dios te salve, José, rico eres en gracia, el Señor es contigo.
Bendito tú eres entre todos los varones y bendito es el fruto del vientre de María, Jesús.
San José, padre del Hijo de Dios,
Ruega por nosotros pecadores ahora
y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

V. Dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.
R. Porque salvará a su pueblo de sus pecados.

Dios te salve, José, rico eres en gracia, el Señor es contigo.
Bendito tú eres entre todos los varones y bendito es el fruto del vientre de María, Jesús.
San José, padre del Hijo de Dios,
ruega por nosotros pecadores ahora
y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

V. Ruega por nosotros, glorioso Patriarca San José.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

OREMOS.
Sostenidos por el patrocinio del Esposo de tu Santísima Madre,
rogamos Señor de tu clemencia hagas que nuestros corazones,
despreciando todo lo terrenal, te amen,
a Tí, Dios verdadero, con perfecta caridad.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

R. Amén.

Publicado por: Espiritualidad Josefina.

Categorías:Oraciones San José Sin categoría

Tagged as:

unpasoaldia

Un caminante en la fe, obediente a la Santa Iglesia y en espera de la conquista del Santo Cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Reinado de los Tres Sagrados Corazones de Jesús, María y José

El Triunfo del Inmaculado Corazón de María está señalado especialmente por la efusión del Espíritu Santo, para hacer amar a Jesús Sacramentado, trayendo una Era de Paz, que depurará el sacerdocio de las impurezas que lo han deshonrado y lo restaurará con el brillo de la santidad de Jesucristo, sumo y eterno Sacerdote.

Bíblia Católica News

Un camino de Fe

A %d blogueros les gusta esto: