Si perdiste amigos por seguir a Cristo…