Nunca es suficiente…

Con el fin de acrecentar nuestra oración, Santo Tomás de Aquíno, nos deja esta bella oración la cual nos permite … Más