Menú Inicio

Mortificación de los sentidos, de la imaginación y de las pasiones.

Un paso al día 👣

Cuánto no hemos soportado en silencio nuestras mortificaciones, a causa de la sensibilidad permanentemente de nuestros sentidos; a causa de la acelerada imaginación, que nos lleva muchas veces hacia donde no queremos ir o por la inagotable fuerza de nuestras pasiones?

He aquí unos sencillos consejos:

1.- Cierra tus ojos ante todo y siempre a todo espectáculo peligroso, e incluso ten valor para cerrarlos a todo espectáculo vano e inútil. Ve sin mirar; no te fijes en nadie para observar su belleza o su fealdad.

2.- Ten tus oídos cerrados a las palabras halagadoras, a las seducciones, a los malos consejos, a las maledicencias, a las burlas hirientes, a las indiscreciones, a la crítica malévola, a las sospechas comunicadas y a toda palabra que pueda causar el menor enfriamiento entre dos almas.

3.- Si el sentido del olfato tiene que sufrir algo a consecuencia de ciertas enfermedades o debilidades del prójimo, lejos de quejarte de ello, sopórtalo con una santa alegría.

4.- En lo que se refiere a la calidad de los alimentos, sé muy respetuoso del consejo de nuestro Señor: <>. <>, decía San Francisco de Sales.

4.- En lo que se refiere a la calidad de los alimentos, sé muy respetuoso del consejo de nuestro Señor: <>. <>, decía San Francisco de Sales.

6.- Si lo que te presentan mueve mucho tu gusto, piensa en la hiel y en el vinagre que presentaron a nuestro Señor en la Cruz. Eso no te impedirá saborear el manjar, pero servirá de contrapeso al placer.

7.- Hay que evitar todo contacto sensual, toda caricia en la que hubiera cierta pasión, en que se buscase o de donde proviniese un gozo principalmente sensible.

8.- Prescinde de ir a calentarte, a menos que te sea necesario para evitarle una indisposición.

9.- Soporta todo lo que aflige naturalmente a la carne; especialmente el frío del invierno, el calor del verano, la dureza de la cama y todas las incomodidades del mismo género. Haz buena cara a todos los tiempos, sonríe a todas las temperaturas. Di con el profeta: <>.
Dichosos si podemos llegar a decir de buena gana esta frase tan familiar a San Francisco de Sales:

<>.

10.- Mortifica tu imaginación cuando se deja seducir con el atractivo de un puesto brillante, cuando se entristece con la perspectiva por un futuro sombrío, cuando se irrita con el recuerdo de una palabra o de un acto que le ofendió.

12.- Mortifícate con el mayor cuidado sobre toda impaciencia, irritación o ira.

13.- Examina a fondo tus deseos y somételos al control de la razón y de la fe: ¿No deseas una vida larga más bien que una vida Santa? ¿Placer y bienestar sin tristeza ni dolores, victorias sin combates, éxitos sin reveses, aplausos sin críticas, una vida cómoda y tranquila sin cruces de ningún tipo, es decir, una vida completamente opuesta a la de nuestro Divino Salvador?

14.- Procura no contraer ciertas costumbres que, sin ser positivamente malas pueden llegar a ser funestas, tales como la costumbre de las lecturas frívolas, de los juegos de azar, etc.

16.- No te está prohibido tener buen corazón y mostrarlo, pero mantente en guardia contra el peligro de exceder la justa medida. Combate enérgicamente los afectos demasiado naturales, las amistades particulares, y todas las sensibilidades delicadas del corazón.

Por el Cardenal Désiré Mercier

Categorías:Sin categoría

unpasoaldia

Un caminante en la fe, obediente a la Santa Iglesia y en espera de la conquista del Santo Cielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: