Continue reading “Què es un Milagro Eucarístico?”

Bella oración atribuida al Papa Clemente XI

Disfruta cada línea…

Un paso al día 👣

Oración Universal

Creo en Ti, Señor, pero ayúdame a creer con más firmeza; espero en Ti, pero ayúdame a esperar con más confianza; te amo, Señor, pero ayúdame a amarte más ardientemente; estoy arrepentido, pero ayúdame a tener mayor dolor.

Te adoro, Señor, porque eres mi creador y te anhelo porque eres mi último fin; te alabo porque no te cansas de hacerme el bien y me refugio en Ti, porque eres mi protector.

Que tu sabiduría, Señor, me dirija y tu justicia me reprima; que tu misericordia me consuele y tu poder me defienda.

Te ofrezco, Señor mis pensamientos, para que se dirijan a Ti; te ofrezco mis palabras, para que hablen de Ti; te ofrezco mis obras, para que todo lo haga por Ti; te ofrezco mis penas, para que las sufra por Ti.

Todo aquello que quieres Tú, Señor, lo quiero yo, precisamente porque lo quieres Tú, quiero como lo quieras Tú y durante todo el tiempo que lo quieras Tú.

Te pido, Señor, que ilumines mi entendimiento, que inflames mi voluntad, que purifiques mi corazón y santifiques mi alma.

Ayúdame a apartarme de mis pasadas iniquidades, a rechazar las tentaciones futuras, a vencer mis inclinaciones al mal y a cultivar las virtudes necesarias.

Concédeme, Dios de bondad, amor a Ti, odio a mí, celo por el prójimo, y desprecio a lo mundano.

Dame tu gracia para ser obediente con mis superiores, ser comprensivo con mis inferiores, saber aconsejar a mis amigos y perdonar con mis enemigos.

Que venza la sensualidad con con la mortificación, con generosidad la avaricia, con bondad la ira; con fervor la tibieza.

Que sepa yo tener prudencia, Señor, al aconsejar, valor frente a los peligros, paciencia en las dificultades, humildad en la prosperidad

Concédeme, Señor, atención al orar, sobriedad al comer, responsabilidad en mi trabajo y firmeza en mis propósitos.

Ayúdame a conservar la pureza de alma , a ser modesto en mis actitudes, ejemplar en mis conversaciones y a llevar una vida ordenada.

Concédeme tu ayuda para dominar mis instintos, para fomentar en mí tu vida de gracia, para cumplir tus mandamientos y obtener la salvación.

Enséñame, Señor, a comprender la pequeñez de lo terreno, la grandeza de lo divino, la brevedad de esta vida y la eternidad de la futura.

Concédeme, Señor, una buena preparación para la muerte y un santo temor al juicio, para librarme del infierno y alcanzar el paraíso.

Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Este bello testimonio, te ayudará a entender cómo debe vivir un verdadero católico. Te lo cuenta un reconocido artista que ahora dice ser felíz viviendo en familia el catolicismo.

Te dejo con el testimonio de Emmanuel.

Sombrea el enlace y disfrútalo…

Apto solo para verdaderos católicos.

Un paso al día 👣

Eleva esta plegaria por nuestra bella Venezuela que como Patria se debate entre la sosobra y el temor, pero llenos de Esperanza… Oremos

Un paso al día 👣

ROGATIVAS PARA UN TIEMPO DE GRAVE PELIGRO NACIONAL

Señor, ten piedad de nosotros
-Cristo, ten piedad de nosotros
-Señor, ten piedad de nosotros
-Jesús, escucha nuestros ruegos
-Jesús, danos la paz.

Respondemos:
Ten piedad de nosotros

▪Dios, Padre Todopoderoso, que cuidas y protejes a tus hijos con tu Divina Providencia.

▪Dios, Hijo Redentor del mundo, que diste tú vida en la Cruz, para que los hombres tuvieran paz.

▪Dios, Espíritu Santo Consolador, que eres un bálsamo de amor para los corazones angustiados.

▪Santísima Trinidad un solo Dios, que nos haces participar de su vida de Amor.

Respondemos:
Te rogamos, Señor

🔅Que protejas nuestra Patria.
🔅Que protejas nuestras vidas.
🔅Que protejas nuestras familias.
🔅Que protejas nuestros hijos.
🔅Que protejas nuestra dignidad nacional.
🔅Que protejas nuestra integridad física y espiritual.
🔅Que protejas nuestras riquezas naturales.
🔅Que protejas nuestra juventud.
🔅Que protejas nuestra cultura.
🔅Que protejas nuestra fé.

Respondemos:
Danos tu fuerza, Señor

✝Para ser valientes.
✝Para ser justos.
✝Para ser fieles en el dolor.
✝Para que el miedo no nos domine.
✝Para no ceder ante el peligro.
✝Para dar ejemplo de firmeza.
✝Para alentar a los abatidos.
✝Para ayudar a los necesitados.
✝Para perdonar a los que nos ofenden.

Respondemos:
Ayúdanos, Señor

▪Para que luchemos todos unidos a favor de nuestra patria.
▪Para que superemos las divisiones sectoriales.
▪Para que nuestro único objetivo sea el bien común.
▪Para permanecer unidos en el esfuerzo.
▪Para que sepamos sufrir con esperanza.
▪Para que nuestro esfuerzo dé sus frutos.
▪Para que estemos disponibles ante quienes nos necesitan.
▪Para que seamos generosos con quienes sufren escasez.
▪Para que seamos leales servidores
▪Para que estemos dispuestos a cuidar nuestras libertades.

Respondemos:
Cuídanos, Señor

🔅Para que evitemos el odio que enceguece.
🔅Para que crezca nuestra esperanza.
🔅Para que practiquemos el perdón.
🔅Para que evitemos los resentimientos.
🔅Para que nos domine la solidaridad .
🔅Para que seamos responsables como venezolanos.
🔅Para que procuremos construir un futuro digno.
🔅Para que el Espíritu Santo nos permita ver la luz al final del túnel.
🔅Para que seamos valientes.
🔅Para que seamos prudentes en la defensa la Patria.

Respondemos:
Danos tu paz

✝Para vivir como hermanos.
✝Para trabajar unidos.
✝Para ser fecundos.
✝Para construir nuestra Patria Venezuela.
✝Para ser solidarios con los países Latinoamericanos.
✝Para que vuelva la alegría a las familias.
✝Para que nuestra juventud se integre a la tarea de buscar libertad y justicia.
✝Para que fecunde la sangre de todos los que han muerto por la Patria.
✝Para que podamos abrir las puertas de nuestra Patria a todos los hombres de buena voluntad.
✝Para que Venezuela siga siendo la tierra de buenas esperanzas.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
Ten piedad de nosotros, Señor

ORACIÓN
Dios, Padre Todopoderoso, de la angustia y el dolor que nos producen los graves acontecimientos que vivimos, te pedimos que nos protejas con tu Divina Providencia y que nos conduzcas, con tu brazo poderoso, al ansiado puerto de la paz. Te lo pedimos invocando el nombre de Tu Hijo Jesús, que vive y reina a tu lado, por los siglos de los siglos
Amén

Respuesta de Madre Teresa de Calcuta

Para mí, Jesús es

El Verbo hecho carne.
El Pan de la vida.
La víctima sacrificada en la cruz por nuestros pecados.
El Sacrificio ofrecido en la Santa Misa por los pecados del mundo y por los míos propios.

La Palabra, para ser dicha.
La Verdad, para ser proclamada.
El Camino, para ser recorrido.
La luz, para ser encendida.
La Vida, para ser vivida.
El Amor, para ser amado.
La Alegría, para ser compartida.

El sacrificio, para ser dados a otros.
El Pan de Vida, para que sea mi sustento.
El Hambriento, para ser alimentado.
El Sediento, para ser saciado.
El Desnudo, para ser vestido.
El Desamparado, para ser recogido.

El Enfermo, para ser curado.
El Solitario, para ser amado.
El Indeseado, para ser querido.
El Leproso, para lavar sus heridas.
El Mendigo, para darle una sonrisa.
El Alcoholizado, para escucharlo.
El Deficiente Mental, para protegerlo.

El Pequeñín, para abrazarlo.
El Ciego, para guiarlo.
El Mudo, para hablar por él.
El Tullido, para caminar con él.
El Drogadicto, para ser comprendido en amistad.
La Prostituta, para alejarla del peligro y ser su amiga.
El Preso, para ser visitado.
El Anciano, para ser atendido.

Para mí, Jesús es mi Dios.
Jesús es mi Esposo.
Jesús es mi Vida.
Jesús es mi único amor.
Jesús es mi Todo.

Y para tí… Quién es Jesús?

Un paso al día 👣

Si tú Matrimonio está siendo probado y pasa por el fuego de la tribulación, sigue estos hermosos consejos dados en la Sagrada Escritura.

CONSEJOS PARA LOS ESPOSOS

1. Bajo ninguna circunstancia le grites a tu esposa. Es muy doloroso para ella. ( Prov.15, 1)

2. Nunca hables mal de ella. No uses términos despectivos, ella se puede convertir en lo que tú le digas. ( Génesis 2, 19)

3. Nunca compares a tu esposa con otra mujer. Si la otra hubiera sido la mejor para ti, entonces Dios te la hubiera dado. ( 2 Cor. 10, 12).

4. Tu amor marital, afecto, piropos, etc. son sólo para ella, no lo hagas con otra mujer, puede ser que se ponga celosa.. ( Mateo 5,18).

5. Nunca descuides tu intimidad sexual. Tu cuerpo es de ella y viceversa ( 1Cor. 7, 4-5)

6. Sé amable y cariñoso con ella. Ella sacrificó todo para vivir contigo. A ella le duele cuando eres áspero, rudo e irritante. Sé comprensivo. (Efesios 4, 2)

7. No escondas nada de ella. Ahora son uno, es tu ayuda idónea. No debes tener secretos para con ella. ( Genesis 2,25)

8. No uses palabras difamatorias y mucho menos delante de los hijos. Si tienes algo que resolver hazlo con buenos términos y en la intimidad de tu recámara. ( Mateo 1:19)

9. Sé agradecido con ella, por ser esforzada contigo, con tus hijos, tu hogar, negocio o ministerio. Es un gran sacrificio éstas funciones. (1 Tes. 5,18).

10. Quizás tu esposa no cocine igual o mejor que tu mamá, pero igual aprecia su cocina. No es fácil cocinar 3 veces al día, 365 días al año, rompe el ciclo y llévala a un buen restaurante, o sorpréndela y cocina tú. (Prov. 31, 14).

11. Nunca pongas a tus familiares antes que a ella. Ella es tu esposa. Ella es uno contigo.. ( Genesis 2, 24)

12. Invierte intencionadamente en su crecimiento espiritual. Cómprale libros, materiales, música espiritual, retiros, cosas que edifiquen y fortalezca su caminar con el Señor.. (Efesios 5, 26)

13. No olvides hacer el Altar Familiar, ora con ella, con tus hijos, comparte la Palabra ( Santiago 5, 16)

14. Saca tiempo de esparcimiento, disfruta de su compañía, juega, ríe, no seas aburrido. (Ecl 9, 9)

15. Nunca uses el dinero para manipularla o controlarla. Todo lo tuyo es de ella. Ella fue unida a ti por la gracia de Dios

(1 Pedro 3, 7)

16. Nunca hables mal de ella con otros, estarás hablando mal de ti también..Sé un escudo alrededor de ella. ( Efesios 5, 30)

17. Honra a sus padres y sé amable con sus familiares. (Cantares 8, 2)

18. Nunca dejes de decirle cuanto la amas. Hazlo todos los días de su vida. Las mujeres nunca se cansan de ser amadas y de oírlo. (Efesios 5, 25)

19. Nunca le hagas comentarios negativos de su cuerpo, esto es fulminante. Recuerda, cada vez que te dio un hijo, arriesgó su vida, cuerpo y belleza. Ella no es sólo carne. Su cuerpo no determina su valor. Apo

óyala en sus cuidados estéticos. Apréciala y valórala aunque lleguen los años. ( Efesios 5:25)

20. Y Tú crece, sé más como Jesús, pues Cristo debe ser tu cabeza, no hay nada que le regale más seguridad a una esposa que tener al lado a un Varón de Dios. (1 Cor 11:3)

Publicado por: Alex Chumacero

Un paso al día 👣

Las Sagradas Escrituras proporcionan una oración única que los esposos pueden rezar antes de unirse.

La Iglesia siempre ha destacado la santidad del acto conyugal. San Juan Pablo II escribió en Familiaris Consortio: “En virtud del misterio de la muerte y resurrección de Cristo, en el que el matrimonio cristiano se sitúa de nuevo, el amor conyugal es purificado y santificado”.

Debido a esta santidad, la Iglesia busca proteger y proteger este hermoso acto entre marido y mujer y alienta a las parejas a unirse según el plan de Dios para el matrimonio.

Una forma de hacer esto, que puede parecer extraña, es orar en pareja antes de tener relaciones sexuales.

Esto no deja de tener precedentes, ya que Sara y Tobías, según el Libro de Tobías de la Biblia, oraron juntos en su noche de bodas y fueron protegidos de un demonio que estaba matando a los esposos anteriores de Sara. La oración santificó su acto y los acercó más de lo que podían imaginar.

Muchas parejas tienen esta costumbre, que puede ser una manera para acercarse más a Dios, al mismo tiempo de unirse al cónyuge, cuerpo y alma.

Esta es la oración completa que Tobías y Sara rezaron en su noche de bodas:

“¡Bendito seas tú, Dios de nuestros padres,

y bendito sea tu Nombre por todos los siglos de los siglos!

Bendígante los cielos, y tu creación entera, por los siglos todos.

Tú creaste a Adán, y para él creaste a Eva, su mujer, para sostén y ayuda, y para que de ambos proviniera la raza de los hombres.

Tú mismo dijiste: No es bueno que el hombre se halle solo; hagámosle una ayuda semejante a él.

Yo no tomo a esta mi hermana con deseo impuro, mas con recta intención.

Ten piedad de mí y de ella y podamos llegar juntos a nuestra ancianidad”

Tomado de la revista Aleteia.

Un paso al día 👣